Skip to content
Medio asociado a eldiario.es

Recuperar la natalidad y facilitar la emancipación. Un “plan Marshall” para los jóvenes

Share

Un artículo colectivo de Economistas Frente a la Crisis.

La natalidad sigue disminuyendo en España. Los últimos datos muestran que, en 2018, la caída ha sido más pronunciada, con casi 24.000 nacimientos menos que en el año anterior. Sobre este hecho objetivo se apresuran propuestas y mensajes que desdibujan el diagnóstico y las soluciones. Y es por ello que nos parece imprescindible ofrecer una mirada alternativa que sirva de base a una narrativa más cercana a la realidad.

No tenemos una población en declive.

La escasez de nacimientos se asocia generalmente con una población envejecida, sinónimo de cerrada, replegada sobre sí misma, en declive. Pero no es así: en España, a pesar de que llevamos más de 35 años con una fecundidad inferior a 2,1 hijos por mujer, el nivel de reemplazo, la población ha seguido creciendo y nuestro indicador de envejecimiento es todavía inferior al de muchos países de nuestro entorno y, en particular, a los de Francia y Alemania. Esto se debe, sobre todo en las dos últimas décadas, a la llegada de inmigrantes que han más que compensado el déficit de nacimientos.

Por tanto, es necesario relativizar el impacto de nuestra baja natalidad: no solo tenemos más población sino que, salvado el derrumbe de la crisis,  nuestra capacidad productiva ha podido crecer como nunca.

Empezar a valorar la inmigración como solución es una reclamación que debe exigírsenos a todos y en especial a los medios de comunicación.  El futuro no cabe en escenarios que limitan la inmigración neta a cifras promedio de 57.000 personas, que es lo que estimaba el INE, en sus escenarios a largo plazo, cuando fácilmente nos situaremos en cuatro veces esa magnitud, o superiores, en línea con las necesidades que recientemente ha estimado la AIREF, hasta alcanzar ocho millones de inmigrantes netos de aquí a 2050.

Lo relevante a partir de ahora, es centrarse en la calidad del saldo migratorio, en cuantos jóvenes cualificados emigran a Alemania, y cómo aumentar el perfil laboral de los que recibimos.

El futuro económico no lo define la llamada “tasa de dependencia”

Se ha generalizado una mirada lineal que pretende sacar consecuencias económicas sobre pensiones y la sostenibilidad del Estado de Bienestar a partir de esa tasa, que solo es un ratio demográfico objetivo que expresa la relación entre la población mayor de 65 y la población en edad de trabajar (entre 15 y 64).

Hay que abandonarla por inexpresiva y junto a ella  todos los determinismos que nos nublan el tránsito entre la demografía y la economía. Se denomina tasa de dependencia pero ¿acaso no existen dependientes entre los menores de 65 años, como los parados o los enfermos, que deban ser sustentados?  Y aún más, ¿acaso todos los que tienen edad de trabajar están trabajando?

La cuestión es que si queremos analizar la evolución de los desequilibrios entre dependientes y sustentadores, que es lo relevante, debemos empezar a usar la tasa entre ocupados y no-ocupados y entonces comprobaremos que el futuro agorero se suaviza enormemente.

Es así, porque España dispone de un gran colchón dadas sus actuales tasas de ocupación, que están entre las más bajas de la Unión Europea, no solo por las altas cifras de desempleo sino también por las bajas tasas de actividad, sobre todo femeninas, muy por debajo de las de Alemania o los países nórdicos. De modo que lo más probable es que el número de ocupados siga aumentando al ritmo medio de los últimos cinco años, hasta alcanzar 80% en los hombres (solo 2 puntos por encima del máximo de 2007) y 70% en las mujeres (todavía, por debajo del 74%, un objetivo de la CE para España que por cierto se ha olvidado).

Si añadimos ese ratio a la proyección AIREF comprobamos la relación entre los no ocupados y los ocupados variará muy poco en el futuro, situándose por debajo del nivel actual hasta aproximadamente 2040.  Y eso significa que, globalmente, el equilibrio entre dependientes y sustentadores no se alterará en el futuro, aunque sí se modificaría la composición de los clasificados como dependientes: mucho menos parados y mujeres inactivas que actualmente y, a cambio, más mayores incapacitados para cualquier actividad.

Ataquemos las causas de la emancipación tardía de los jóvenes

La evolución de las tasas de fecundidad según la edad de la madre muestra un desplome del grupo de mujeres de 15-29 años obligadas a retrasar el momento para la maternidad hasta los 30-34, que es donde se da la tasa más alta, y también por encima de 35 años, un comportamiento cada vez más frecuente que esconde la angustia de mujeres que esperan hasta el límite para la maternidad, en el que influye el miedo a perjudicar su desarrollo profesional o incluso a perder el empleo.

Si deben preocuparnos esos datos es porque son la manifestación de graves anomalías sociales que repercuten en la emancipación tardía de nuestros jóvenes. Subsanar esa situación, o al menos impedir que siga empeorando, supone afrontar decididamente la doble precariedad laboral y residencial que, prácticamente, los inhabilita para la reproducción al retrasar la emancipación hasta los 29,5 años de promedio.

Pensemos en las ventajas relativas de Suecia, cuyos jóvenes se emancipan con 18,5 años en promedio, 11 menos que en España. O que en la UE, solo Bulgaria, Croacia, Italia y Malta superan la edad media de España. En ningún otro aspecto se demuestra más claramente que el fracaso es político, es la consecuencia de una lógica de competitividad basada en bajos costes productivos y altos incentivos a la especulación.

¿Cómo vamos a favorecer la fecundidad de las mujeres jóvenes si forman parte de un  grupo de edad del que solo el 40,5% tiene un empleo y solo un escasísimo 16,4% disfruta de un contrato indefinido? ¿Cómo vamos a favorecer su emancipación si mientras los sueldos crecían el 3,9% por persona ocupada entre el primer trimestre de los años 2014 a 2019, en el mismo periodo, los precios de la vivienda ascendían un 29%?

No podemos permitirnos una generación estéril.

La crisis de 2008 ha sido utilizada habitualmente como causa y excusa para justificar los desequilibrios. Pero ya no podemos seguir haciéndolo, pues es precisamente en la post-crisis, entre 2013 y 2018, en plena recuperación económica, cuando la proporción de emancipados ha disminuido en todas las edades jóvenes. La recuperación económica no solo no ha beneficiado a los jóvenes, sino que ha dificultado aún más su integración social, porque sufren a la vez la carestía de la vivienda y los efectos negativos de la reforma laboral.

Nuestro fracaso es estructural, institucional: la especulación resurge como el negocio fácil de algunos mientras desde instituciones sagradas como el BdE se alienta contra cualquier subida de salarios desde los mínimos de subsistencia existentes.

Se trata del mayor despilfarro económico jamás sufrido: unas generaciones que están entre las mejor formadas de Europa, no solo son incapacitadas para crear riqueza acorde con su enorme potencial sino que se les inhabilita para la reproducción. Casi habría que decir que se les deshumaniza al inhibirles el instinto más básico que es el de perpetuar la especie, incapaces de cumplir las tasas mínimas de natalidad que permite construir una familia que garantice a largo plazo su reemplazo por nuevos trabajadores.

La solución no es aliviar la brecha de género a base de agravar la brecha social  

La incorporación de la mujer al mundo laboral y la persistencia simultánea de su papel preeminente  en el hogar explican muchas de las limitaciones del trabajo femenino y, a la vez, el bajo nivel de la fecundidad. Continúa  la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo, pero recurriendo en mucho mayor grado al tiempo parcial o asumiendo demasiado pronto, cuando carecen de empleo, su condición de inactivas, desistiendo de buscar empleo y por tanto ausentes de las cifras de paro.

El reparto más equitativo del cuidado entre hombres y mujeres, aunque haya progresado en los últimos años, queda lejos de ser igualitario. La conclusión es que la sociedad no ha generado un modelo alternativo al tradicional, basado en la igualdad de género y la acción del Estado, que permita sustituir o aliviar el papel de la mujer en las tareas asociadas a la reproducción y al cuidado.

La defensa de un Estado mínimo, en el que tanto inciden las tres fuerzas conservadoras, supone convertir en estructúrales la escasez de recursos que ha provocado la crisis, descargando en las mujeres el trabajo invisible en el hogar. Pero los hechos demuestran que no es posible superar los roles de género sin socializar esos costes y asumirlos como públicos; no es posible, salvo que queramos aliviar la brecha de género a costa de aumentar la brecha social, un camino que consistiría en universalizar una doble jornada extenuante tanto para ellas como para ellos… de la que se salvaría solo una minoría con suficientes recursos para adquirir en el mercado todos los servicios que asociamos al cuidado.

La juventud necesita un plan Marshall, un paquete coherente de medidas que ponga al día el sentido del Estado Social en vivienda y cuidados mientras refuerza la lucha contra la precariedad que les impide la emancipación a tiempo. Estamos desarrollando una generación estéril, incapacitada para convertir en productivo su enorme potencial e inhabilitada para la reproducción social. Es urgente dar la vuelta a este sistema para evitar que, como Saturno, devore a sus hijos.

Economistas Frente a la Crisis

La redacción final de este artículo ha sido hecha por Juan Antonio Fernandez Cordón, Cecilia Castaño e Ignacio Muro

About Economistas Frente a la Crisis

Asociación de Economistas Frente a la Crisis

6 Comments

  1. tomas el septiembre 5, 2019 a las 6:01 am

    3.- “Por tanto, es necesario relativizar el impacto de nuestra baja natalidad: no solo tenemos más población sino que, salvado el derrumbe de la crisis, nuestra capacidad productiva ha podido crecer como nunca.”
    ¿de qué sirve tener más capacidad productiva si no hay producción?, ¿si no hay oferta de trabajo para el incremento de la mano de obra? ¿no contribuirá eso a incrementar el paro y la precariedad?

    “Empezar a valorar la inmigración como solución es una reclamación que debe exigírsenos a todos y en especial a los medios de comunicación. El futuro no cabe en escenarios que limitan la inmigración neta a cifras promedio de 57.000 personas, que es lo que estimaba el INE, en sus escenarios a largo plazo, cuando fácilmente nos situaremos en cuatro veces esa magnitud, o superiores, en línea con las necesidades que recientemente ha estimado la AIREF, hasta alcanzar ocho millones de inmigrantes netos de aquí a 2050.”
    Un futuro en el que necesitemos 8 millones de inmigrantes cuando actualmente tenemos 6 millones de parados reales me parece muy lejano…..
    “Lo relevante a partir de ahora, es centrarse en la calidad del saldo migratorio, en cuantos jóvenes cualificados emigran a Alemania, y cómo aumentar el perfil laboral de los que recibimos.”
    Exportamos licenciados, e ingenieros e importamos africanos y sudamericanos sin cualificación, sin recursos, y en el caso de los africanos sin el conocimiento básico del idioma, y con costumbres muy diferentes a las nuestras, cuya integración sangra el estado de bienestar.

  2. tomas el septiembre 5, 2019 a las 6:01 am

    4.- El problema de las pensiones, es tanto el nivel de paro como los salarios miserables.
    El modelo de creación de empleo de Rajoy pone en peligro las pensiones
    http://www.publico.es/economia/modelo-creacion-rajoy-pone-peligro.html

    Los bajos salarios son la causa de los problemas con las pensiones, según el informe de la OCDE
    http://www.cuatro.com/las-mananas-de-cuatro/pensiones-salarios-informe-ocde_2_2507430146.html

    El estancamiento salarial ha deteriorado más las pensiones que el envejecimiento
    Es una de las principales conclusiones de un informe firmado por dos investigadores de Fedea y uno de la Universidad Rey Juan Carlos.
    https://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/Fedea-estancamiento-deteriorado-pensiones-envejecimiento_0_1114989127.html

  3. tomas el septiembre 5, 2019 a las 6:02 am

    5.- Los inmigrantes ademas de no aportar si estan en paro, son los principales receptores de ayudas sociales , no por ser inmigrantes, sino por ser pobres en un pais que no puede darles trabajo, bajando ademas el liston y detrayendo recursos y ayudas al resto de ciudadanos españoles necesitados:

    Según las cifras totales de las ayudas autonómicas al alquiler de viviendas concedidas entre 2016 y 2017 recopiladas por EL PAÍS, la población extranjera representa alrededor del 40% de los beneficiados, cuando los extranjeros son el 10% de la poblacion (4.719.418 personas).

    En Cataluña, Aragón y La Rioja se acerca al 50%. País Vasco es el único lugar donde más de la mitad de los beneficiados por la ayuda del alquiler son extranjeros (52%), cuando el porcentaje de extranjeros en Pais Vasco es del 6.5%

    Los datos autonómicos confirman que aproximadamente 2,5 de cada 1.000 españoles perciben una subvención para el alquiler, frente a 15 de cada 1.000 extranjeros.

    Los inmigrantes, que son el 8% de la poblacion, son el 40% de los beneficiarios de la RGI…sin comentarios
    http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201408/11/alcanza-nuevo-record-julio-20140810211112.html

    Los inmigrantes copan las ayudas al alquiler
    Dos de cada tres beneficiarios de la prestación de vivienda, que va unida a la RGI, han nacido en el extranjero
    http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201606/16/inmigrantes-copan-ayudas-alquiler-20160615235656.html

    La tasa de paro de los inmigrantes triplica la de los autóctonos en Euskadi
    http://www.elcorreo.com/bizkaia/economia/trabajo/201408/10/tasa-paro-inmigrantes-triplica-20140809200849.html

  4. tomas el septiembre 5, 2019 a las 6:05 am

    7.-El CAPITAL usa la inmigracion masiva para PRECARIZAR el mercado laboral, pagar salarios ridiculos a los obreros y aumentar sus beneficios, y si los obreros protestan les llaman racisas y xenofobos . Lo lamentable es que los partidos «socialistas», (¿obreros?) han caido en la trampa, han abandonado a los obreros, por eso han perdido tambien su voto.
    Esto lo explica muy bien Verstrynge:
    https://www.youtube.com/watch?v=i-9M53FmjOI
    https://youtu.be/ThnzCIoPjmg
    https://www.youtube.com/watch?v=5gBO2MeUuYA

    «Suponte que tú ofreces un empleo y sólo hay un tío que quiera trabajar. Tienes que pagarle lo que pida. Pero pon que haya cien hombres (…). Supón que haya cien hombres interesados en el empleo; que tengan hijos y estén hambrientos. Que por diez miserables centavos se pueda comprar una caja de gachas para los niños. Imagínate que con cinco centavos, al menos, se pueda comprar algo para los críos. Y tienes cien hombres. Ofréceles cinco centavos y se matarán unos a otros por el trabajo». John Steinbeck, Las uvas de la ira, 1939.
    Ejército industrial de reserva
    http://es.wikipedia.org/wiki/Ej%C3%A9rcito_industrial_de_reserva

    Los salarios de los españoles están igual ahora que hace veinte años
    https://www.businessinsider.es/salarios-espanoles-estan-igual-ahora-hace-veinte-anos-375815?utm_source=Twitter&utm_medium=referral&utm_campaign=Botones_sociales
    Así se siente un inspector de trabajo: «Nunca había visto tanta mezquindad»
    https://cadenaser.com/programa/2018/08/09/hoy_por_hoy/1533803597_841665.amp.html

    Mientras a los naturales del país se les convence que deben asumir recortes en sus servicios sociales, sanidad y educación, se les consigna que han de asumir la entrada descontrolada de mano de obra más pobre dispuesta a todo. Con la reforma laboral, que abre la bajada de sueldos al que menos pida y la saturación de centros de salud y listas de espera hospitalarias, acaparación de las escualidas partidas sociales, ghettización de la escuela pública…

    Se llama dumping socioeconómico. Y es la bandeja de plata con la que la izquierda de salón está sirviendo todo el voto de los barrios obreros al fascismo.

  5. ANTONIO GARCIA SIGUENZA el septiembre 5, 2019 a las 5:07 pm

    cierto, y hay que añadir que llegando a la edad de 55 años, no es empleado por casi ningun empresario, algunos con hijos todavia en formación, muchos de ellos se ven obligados a cubrir el trabajo de la pareja y buscar una salida economica en puestos de servicios

  6. tomas el septiembre 6, 2019 a las 4:02 am

    ¿donde estan mis comentarios?

Deja un comentario





Share
Share
Scroll To Top

Necesitamos su aprobación al uso de cookies para mostrar vídeos, compartir en redes sociales y hacer estadísticas web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar