Skip to content

Un mito que se derrumba

Share

[twitter-follow screen_name=’MadridEco’]

Este artículo ha sido publicado en EL PAIS.

Julio Rodríguez López es miembro de Economistas Frente a la Crisis

Junto a las supuestas ventajas de la vivienda en propiedad frente al alquiler, el de los precios siempre crecientes de la vivienda es uno más de los mitos que la actual crisis del mercado de vivienda ha derrumbado. En el caso de España, donde el precio medio del cuarto trimestre de 2012 fue de 1.531,2 euros el metro cuadrado, los precios han acumulado pesadas pérdidas a fines de 2012.

En cuanto al recorrido a la baja de los precios desde el inicio de la crisis, la estadística del Ministerio de Fomento, apoyada en las tasaciones, bajó en un 27,1%. Tales descensos fueron más potentes en el caso de la tasadora Tinsa (-33,3%) y en el del índice de precios de vivienda del INE (-30,8%), obtenido este último a partir de los valores declarados ante notario. Dichos indicadores coinciden tanto en la intensificación de los descensos experimentados en 2012 como en los dos dígitos alcanzados por los retrocesos sufridos en el pasado año. La caída del PIB en 2012 (-1,4%) y del empleo (-4,8%, según la EPA), el persistente racionamiento de crédito y las expectativas negativas de los precios explican tanto la debilidad de la demanda como el casi colapso de la nueva oferta.

Los dos reales decretos Guindos aparecidos en el primer semestre de 2012, encaminados a lograr que los activos bancarios se aproximasen a los valores de mercado, crearon un marco favorable a que las entidades de crédito estuviesen dispuestas en 2012 a vender las viviendas de sus balances a precios más reducidos y razonables que en los años precedentes. Se está todavía lejos en España de la intensidad de los descensos de precios de países que también han sufrido de burbuja inmobiliaria, como es el caso de Estados Unidos e Irlanda (-50%).

De los datos de Tinsa se deriva que las mayores caídas de precios en España desde fines de 2007 han tenido lugar en la costa mediterránea, en la que los precios de la vivienda han disminuido en más del 40%. En las grandes ciudades y capitales los retrocesos también han sido significativos, según la misma fuente, aunque los precios de dichas áreas geográficas siguen siendo los más elevados.

El Censo de Población de España de 2011 ha revelado la caída del segmento de población más activo en lo que a creación de nuevos hogares se refiere. La última EPA ha presentado un más que débil aumento del número de hogares, solo 12.700 más a fines de 2012 que 2011. La caída del empleo ha frenado en seco la creación de hogares, a lo que se añade una significativa emigración de jóvenes. En dicho contexto son posibles, pues, nuevos descensos en los precios de la vivienda en 2013.

Deja un comentario





Share
Share
Scroll To Top

Necesitamos su aprobación al uso de cookies para mostrar vídeos, compartir en redes sociales y hacer estadísticas web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar