“No es economía, es Ideología”

Share

Ante la incontenible ola conservadora que desde Europa impuso al Gobierno español y a las Cortes la constitucionalización del déficit cero, Economistas Frente a la Crisis (EFC) inauguró su presencia pública en la prensa el 16 de septiembre de 2011 con un artículo en El País bajo el nombre de «No es economía, es ideología».

Éste es también el título del libro que Economistas Frente a la Crisis ha presentado el 26 de Noviembre, un año después, en el Instituto Francés de Madrid, escrito por varios de sus miembros. El salón de actos del Instituto abarrotado… y fuera se quedó tanta gente sin entrar como había dentro.

Este Gobierno está afrontando la gestión de la crisis con criterios ideológicos radicales. Incumple su programa electoral, lo que le hace perder legitimidad democrática, pero está cumpliendo su programa político máximo y extremo. Está, al fin, mostrando una enorme coherencia ideológica que se echa en falta en otros partidos. Por eso, seguramente, aguanta entre sus electores a pesar del desastre en el que está sumergiendo a España. Al contrario de lo que pasa con los partidos de la oposición que se deslizan entre la duda y la ambigüedad y caminan, si no aciertan a recuperar sus señas de identidad, hacia territorios que son peligrosos porque se encuentran cerca de donde habita la irrelevancia.

La economía es compleja y la crisis se manifiesta en toda su complejidad. Pero desde Leonardo Da Vinci ya es muy difícil encontrar sabios universales aunque sí especialistas en cada materia. Por eso este libro ha sido escrito por varios miembros de EFC, cada uno especialista en los temas sobre los que ha escrito. Tiene, el libro, por consiguiente, un contenido plenamente solvente en todos sus capítulos.

El libro no es un compendio de artículos cómo tantos que son escritos por varios autores –en este caso, tantos como 15- sino un libro que presenta un relato homogéneo porque el pensamiento económico compartido por sus autores, formados en la Universidad, en el ejercicio profesional y todos -en algún momento- en la política –bien como ciudadanos o cómo partícipes destacados en la Administración y en el Gobierno-, suministra unidad y coherencia a todos sus capítulos aunque hayan sido escritos por distintos economistas.

“Crisis financiera, recortes e ideología”, por Juan Ignacio Bartolomé;

“El mercado de trabajo no tiene la culpa de todo” por Antonio González;

“El papel de la regulación laboral” por Alfonso Prietro;

“La reforma laboral, la crisis y los salarios” po José Ignacio Perez Infante;

Competitividad, productividad laboral y reformas estructurales” por Mauro Lozano;

“Participación de los trabajadores en las empresas. ¿Por qué no hablamos de ello?” por Ignacio Muro;

“Por un gobierno corporativo socialmente responsable” por Mónica Melle;

“Otra fiscalidad es posible” por Alberto del Pozo Sen y Manuel de la Rocha Vázquez;

Crisis bancaria y financiera” por Julio Rodriguez y José Moises Martín Carretero;

“El gobierno económico europeo” por Josep Borrell;

“Una reforma para la regulación del sector eléctrico”, por Natalia Fabra y Jorge Fabra Utray;

“La economía del medio ambiente” por Cristina Narbona;

“Desmontando la política de la intransigencia” por José Moises Martín Carretero.

Y en todos los capítulos un hilo conductor. Ese hilo no es la pertenecía de los economistas autores de “No es economía….” a una u otra escuela o doctrina económica. El hilo conductor que da unidad a este libro a pesar de tratar temas tan diferentes y por tantos economistas, es el análisis de la realidad de esta crisis desde los conocimientos adquiridos –no sin ideología, que la tienen, porque cómo todo ciudadano… también todos han tomado partido ante las opciones que se les han presentado y se les presentan…. con ideología pero sin dogmas. Con rigor científico, pero sin deslizarse por la pendiente de la tecnocracia… porque en la búsqueda de las soluciones introducen restricciones sociales… todas, sin excepción, relacionadas con el bienestar de los ciudadanos y el progreso de la sociedad. Para ello sólo es necesario saber economía y no retirar la mirada de lo que muestra la realidad y los anhelos de la ciudadanía. Ese es el hilo conductor que hace coherente el discurso de quienes son http://www.economistasfrentealacrisis.com

Por esta razón “No es economía….” Es un libro muy especial.

En “No es economía, es ideología” Economistas Frente a la Crisis denuncia la manipulación de la economía para justificar políticas que no se compadecen con el interés general, que sólo sirven como instrumento de un proyecto político liderado por Alemania que se llama “devaluación interna”, que la realidad refuta cómo solución solvente para salir de la crisis sin deteriorar el modelo de Estado de Bienestar que fundamenta la cohesión interna de la Unión Europea y a la Unión Europea misma.

La ideología impregna todo, también las posiciones de EFC. Pero su crítica, al decir que las políticas de falsa austeridad que se están implantando desde Europa y desde el Gobierno español no son economía sino ideología, quiere poner de manifiesto dos cosas: primero, que esas políticas incumplen un principio científico incompatible con la economía como ciencia: la evidencia empírica las está refutando; y, segundo, que son contrarias a los intereses generales.

Y seguramente estas son las razones por las que la gente está en la calle preguntándose ¿qué está pasando? Y cunde la decepción y el desapego en las instituciones. Una deriva en la que Economistas Frente a la Crisis no quiere caer y quiere combatir. Existen soluciones, existen alternativas que hay que poner delante de los ciudadanos para que su derecho a elegir pueda ser ejercido de manera efectiva.

Porque no todos los economistas son lo mismo.

Y aquí, en “No es economía, es ideología” Economistas Frente a la Crisis lo pone de manifiesto. Hay soluciones, hay alternativas.

El libro de Economistas Frente a la Crisis está a la venta en las librerías. Más información aquí

[twitter-follow screen_name=’MadridEco’]

Difunde y apoya el Manifiesto de Economistas Frente a la Crisis firmando en aquí

6 Comments

  1. No dudo ante todo que tengais razón en algunas cuestiones, pero desligitimados estais cuando no se os oyó lo más mínimo no sólo durante el inicio de la crisis sino también con los desmesurados gastos (que no inversiones) de los gobiernos autónomos tanto socialistas como populares.
    ¿Era más lícito callarse cuando habia bonanza económica y a todos los amigos del poder os podían salpicar algunas migajas que ahora que se están destapando trejemanejes vergonzosos y es difícil recibir beneplácitos?
    En los videos que colgais en esta web aparecen dos personas muy vinculadas al poder socialista en nuestro país y en Francia; con lo cual deduzco que ustedes no tienen ninguna simpatía por otro tipo de ideologías que no sean aquellas que Vds. mismos avalan. El apoyo de Pérez Rubalcaba y del economista del gobierno de Holande ya dejan claro de que pie cojean Vds, y para mi esto les deslegitima, no como economistas sino como profesionales libres y librepensadores.
    Todos aquellos ciudadanos que estamos sufriendo la crisis estamos indignados con las políticas del PP. Y me consta que muchos que les han votado no volverán a hacerlo estas proximas elecciones. Pero pescar en rio revuelto es un ejercicio tan manido en este país y tan oportunista que me extraña de gente tan inteligente y tan preparada como Vds.
    A no ser que de esta forma el escudo protector ante las represalias de sus contrincantes políticos sea mas eficiente y les proporcione más anonimato.

    • Han tenido un año para contestarle y no lo han hecho. Veo que siguen con su política de sólo contestar a los afines y a los que les doran la píldora.

      Que haya varios economistas del partido socialistas corresponsables del desastre que estamos pasando en España, como diría aquel, manda webos. Acaso Borrell y Narbona(Entre otros) no son parte del problema y por tanto no pueden ser jamás parte de la solución. Acaso las políticas de expansión del Gasto Público y Social de ZP, sin tener en cuenta como iba a financiarse ese Gasto sin burbuja inmobiliario no fue pegarse un pie en el Estado del Bienestar en España(Bajar impuestos es de izquierdas, Do you remember?).

      En general ya que algunos economistas les rien las gracias, estaría bien que estos mismos economistas me explicaran como se pueden mantener en España standares del Estado del Bienestar pre-2008, con menos PA cotizante, con la bajada en picado de la recaudación de muchos impuestos(EL de sociedades llego a caer casi el 70%), con los subsidios disparados por el aumento del paro y en general de las situaciones personales precarias, etc, etc.

      Que algún economista me diga como se cuadran esos números, pq a mi no me salen las cuentas.

      Que ahora no es momento de cuadrar cuentas, que ahora es momento de atender a la gente y después ya hablaremos?

      Bueno, eso igual lo deciden los que nos dejan el dinero, no? Pq si después no se lo podemos devolver(Grecia, p.e.), los que iban a sufrir recortes iban a ser los ciudadanos de esos países que nos dejan el dinero.

      Por no hablar de si alguien ha hecho una proyección realista de que nivel de gasto social se puede mantener en España a M/P?

      Aún estoy esperando que alguien me conteste a la pregunta del billón de €’s que les he hecho como comentarios de artículos similares.

      Pq las políticas expansivas, monetarias y fiscales, nos van a sacar de la crisis, cuando fueron las responsables de meternos en este hilo?

      No habíamos quedado que la desregulación financiera era la responsable de los desastres ocurridos en el Sistema Capitalista? Entonces que proponen, seguir con el incremento desmesurado de la Masa Monetaria, ya arreglaremos el desaguisado cuando se pueda(O sea nunca)? Si los bancos dan créditos y no los cobran, entonces que, les volvemos a rescatar, dejemos que se apañen y que se vaya toda la Economía a hacer puñetas?

      En que ha repercutido en España el Gasto Público en Infraestructuras a la hora de crear riqueza de forma permanente? Tabuenca ya se ha convertido en el pueblo pequeño más rico del mundo a consecuencia de construir un AVE?

      Miren no, en realidad es todo lo contrario. Un economista puede ser de derechas, de centro, de izquierdas o apolítico.

      Pero lo que no puede ser es mal economistas. Y si es buen economista sabe que al final los números han de cuadrar. Y que lo no se cuadra por las buenas, alguien te lo acaba cuadrando por las malas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *