Skip to content
Medio asociado a eldiario.es

Por una subida del salario mínimo

Share

Declaración de Economistas Frente a la Crisis

Recuperar la demanda, favorecer a los más vulnerables

 

Sería un grave error no subir en 2021 el SMI.

El debate sobre la subida del SMI para el próximo año ha sido abierto, desde algunas posiciones del Gobierno, negando absolutamente cualquier incremento del mismo con argumentos poco convincentes –no es el momento, se aduce– y con manifestaciones expresadas con una rotundidad carente de todo fundamento que ponen en evidencia un cierto grado de desconocimiento del funcionamiento de la economía y de las necesidades del momento. Los países más desarrollados de Europa tienen salarios mínimos más elevados que los de España y en la gran mayoría de casos se están planteando una subida de esos mínimos. Los motivos para que en España el incremento de SMI sea efectivo son realistas y nada ideológicos:

  1. La crisis sanitaria y la crisis económica están aumentando a niveles intolerables las desigualdades en nuestro país. Los datos al respecto son incuestionables. Y son precisamente los ciudadanos más vulnerables los que están sufriendo una situación que no puede ser calificada más que de trágica.
  2. Las razones para abordar una cierta subida del SMI no son solo sociales; las macroeconómicas son también importantes. Su desarrollo más preciso se ha explicado, con datos extensos y argumentos robustos, por parte de Economistas Frente a la Crisis (EFC) en diferentes trabajos. Recordemos algunos elementos clave:

a) Los costes de unas empresas son, en realidad, ingresos de otras. El aumento de la velocidad de circulación del dinero, en situaciones de depresión, estimula la economía. Lo hemos comprobado en otros momentos bastante próximos. Es preciso recordarlo: la subida del SMI no entraña pérdidas para el sistema económico. Al contrario, permanecerá íntegramente operando dentro del mismo sin pérdida ninguna y estimulará el crecimiento agregado y la actividad del conjunto de la economía y, obviamente, de las propias empresas. Algo que es hoy más necesario que nunca. Es su ausencia lo que ocasionará pérdidas para la economía nacional.

b) Los salarios más bajos se dedican, de forma íntegra, al consumo, debido a la elevada propensión al mismo, derivada del grado de necesidad de esas familias. No a la especulación ni a extraer recursos del sistema económico. Su crecimiento se destina de forma inmediata al consumo, principal y decisivo componente de la demanda agregada. En consecuencia, constituyen la mejor de las herramientas para la reactivación de la economía.

c) Los precios no son, en esta coyuntura caracterizada por la extrema debilidad de la demanda, un problema porque se encuentran en un escenario deflacionario en 2020, y en todo caso, en tasas muy bajas desde hace años y sin previsibles tensiones en el corto plazo. Esto, que causa un enorme perjuicio para la actividad económica, debe corregirse con políticas de gasto que estimulen los multiplicadores que impulsan el crecimiento, aminorando la depresión. De forma más regular y constante, la mejora de la capacidad adquisitiva de la población se convierte en una palanca determinante a través de la mejora del salario mínimo.

d) Las conductas de todos los agentes económicos tienen bases sólidas en las percepciones, en las expectativas. Actuar sobre el SMI infiere un mensaje positivo hacia la sociedad. La sinergia emerge, la confianza se asienta.

3. El crecimiento económico no puede descansar, en manera alguna, sobre la depreciación salarial o sobre su congelación, que solo causa el efecto contrario. No nos hace más competitivos; nos hace más precarios. Lo vimos en la Gran Recesión; se ha observado y analizado en otras crisis precedentes. No tener en cuenta la capacidad de consumo de la población, limitándola, se acaba pagando: fiscalmente, económicamente, socialmente y, también, políticamente. En paralelo, se alimenta la peligrosa desigualdad social.

4. En este sentido, luchar contra esa desigualdad debe ser, además de estimular el crecimiento, un objetivo prioritario para un Gobierno progresista. Y no puede ser que sea este Ejecutivo el que esté dispuesto a crear, negando toda subida del salario mínimo, un precedente que podría ser utilizado, en su momento, por la conjunción de las derechas. Históricamente, el SMI solo se congeló en 2012 y 2014, inserto en las nefastas políticas de austeridad extrema que hundieron nuestra economía. Rubriquémoslo: un gobierno de coalición progresista cometería un grave error congelando el SMI. Un error y un precedente detestable para el futuro.

5. Nuestros conciudadanos vulnerables necesitan un gesto simbólico que tendrá más fuerza que las nimias cantidades sobre las que se discute. Si es por el fuero, la evidencia económica apunta en la dirección contraria. Si es por el contenido material de la subida, carecen de base y de fundamento los argumentos en contra. La actualización del SMI para 2021 debería garantizar, al menos, que no perderá poder de compra en ese año, y que no retrocederá en el loable objetivo que se ha marcado este Ejecutivo para final de la legislatura: que su cuantía sea equivalente al 60% del salario medio del país, como recomienda la Carta Social Europea. 

6. La pandemia está teniendo un impacto económico más intenso en las mujeres, que se enfrentan a un mayor nivel de precariedad y pobreza laboral, lo cual las hace más vulnerables ante una situación de contracción de la actividad económica. Esta realidad es especialmente acusada en aquellos colectivos más precarizados: mujeres jóvenes, las que tienen una menor cualificación y las mujeres migrantes. Según datos de la Encuesta de Estructura Salarial del INE, en 2018, un 20,6% de mujeres tenían ingresos salariales menores o iguales al Salario Mínimo Interprofesional frente al 8,2% de hombres. Sumando a la perspectiva de género la de edad, nos encontramos con que un porcentaje muy alto de los jóvenes, con una mayor incidencia, de nuevo, en la mujer, cobran mensualmente una cantidad menor que el SMI. Las mujeres jóvenes y precarizadas, es decir, las más vulnerables, serían por tanto las más beneficiadas por la subida del SMI. ¿Puede permitirse el Gobierno de coalición progresista lanzar un mensaje de congelación salarial a las trabajadoras de primera línea, las que han asumido el peso de los cuidados y los afectos durante la pandemia?

7. Por razones sociales y políticas pero, muy en particular, por razones económicas. La posición de EFC es clara, y lo ha sido siempre: estamos en contra de los desequilibrios que desestabilizan la economía y que supongan dislocaciones políticas y erosión en la convivencia social. Se ha expuesto con claridad meridiana, en múltiples ocasiones y con profusión de datos. Ahora queremos, una vez más, recordarlo con un frontispicio rotundo que nos avala: nunca hemos hecho propuestas no asumibles para nuestra economía. Cuando proponemos reactivar la economía, aumentando el gasto público y el gasto privado, siempre lo hacemos sobre instrumentos e impulsos razonables. Y este es ahora -no lo fue antes- el consenso de los organismos económicos internacionales.

  Por todo ello, pedimos al Gobierno que considere la elevación del SMI como una acción de justicia, que ayude a los más débiles a transitar por una etapa muy dura, en la que la solidaridad deberá dar la mano a la macroeconomía para preservar la cohesión social. Por razones sociales y por razones económicas -unas y otras se superponen y se refuerzan- es ahora y no en otro momento cuando es más oportuna y necesaria una subida del SMI.

About Economistas Frente a la Crisis

Asociación de Economistas Frente a la Crisis

11 Comments

  1. Marcos el diciembre 22, 2020 a las 4:55 pm

    Buen día,
    Totalmente de acuerdo con el contenido y razones
    Sin embargo, sigo echando de menos un toque de atención al ‘todopoderoso’ BCE. Una y otra vez en los últimos lustroso cuasi regalando euros a Estados y empresas ‘cualificadas’ -ergo banca et al.- , y ni rastro del ciudadan@
    Si…, me refiero a eso precarix del que tanto se habla… y por el / la que poco se hace
    Igual si mento ‘el helicóptero del dinero ‘ se me entiende mejor
    Que el gobierno español obligue a un SMI de 1.000€ bien está – bien corto cuando el coste de la vida es superior, pero vaya…-, pero mejor será una financiación directa del BCE, ¿ les parece?
    Gracias por su tiempo
    Feliz Navidad y buen 2021 y si
    Un saludo

  2. Leonardo Berduque el diciembre 23, 2020 a las 12:33 am

    No sólo es necesario subir el sueldo mínimo. También es necesario acortar y no alargar la edad de jubilación para que los jóvenes puedan tener más posibilidades laborales y un incremento, por tanto, económico que les permita independizarse no tan tarde.
    Eso creo, también haría que fuere una inserción Social positiva de cara al futuro para la juventud y posteriores generaciones.

    • Marcos el diciembre 23, 2020 a las 1:29 pm

      Buen día,
      De acuerdo… y con ‘pensiones’ que permitan consumir… para reactivar la economia: los JASP por un lado con sueldos decentes y sus padres con ingresos ídem
      Un saludo

  3. […] la declaración de este colectivo titulada Recuperar la demanda, favorecer a los más vulnerables reclaman al Gobierno que considere la subida del SMI una acción de justicia y de solidaridad con […]

  4. Alex el diciembre 23, 2020 a las 2:02 pm

    Desde el 2016 el salario mínimo ha ido subiendo de una manera drástica y desproporcionada, con un total acumulafo de más del 45%. La última subida fue hace tan solo un año y fue del 22%. En la coyuntura actual sería perverso volverlo a subir. Estudios demuestran que cada punto porcentual que se suba va a destruir 50.000 puestos de trabajo. Las empresas son las que más sufren la presente coyuntura y no se las puede castigar más mediante una nueva subida del SMI. Sería irresponsable realizar cualquier subida este año.

    • Ge el diciembre 26, 2020 a las 1:42 pm

      ¿Qué estudios «demuestran que cada punto porcentual que se suba va a destruir 50.000 puestos de trabajo»?

  5. Antonio Coalla el diciembre 23, 2020 a las 2:58 pm

    Me parece correcto la subida del salario mínimo a 1000 euros. Porque el gobierno no se congeló el salario. Todos los trabajadores que no dejaron de trabajar durante todo el año y ganan el salario mínimo no se merecen un aumento.

    • Javier G.P el diciembre 28, 2020 a las 3:58 pm

      Totalmente de acuerdo, un salario mínimo de 1000 euros a mi me parece una miseria si los comparo con los salarios de todos los congresistas y senadores y encima para no hacer nada por lo menos un trabajador hace un trabajo, mi pensar que el salario mínimo que hay en los países de Europa mas desarrollados tienen salarios mínimos de más de 2000 Euros y marchan muy bien porque la riqueza hay que redistribuirla por un igual entre todos y a mejor salario más cosas pueden comprar la gente y a más ventas más empleo es la pescadilla que se come la cola, ahora los ricos no quieren que la gente tenga dinero para así ellos tenor cosas más baratas y más cantidad eso es el negocio del rico, todo para mi y más.

  6. Per una pujada del salari mínim - Catalunya Plural el diciembre 31, 2020 a las 6:10 am

    […] Aquí trobareu l’article original […]

  7. Joxan el enero 1, 2021 a las 11:12 am

    Suben a los pensionistas y funcionarios y no el SMI.
    Entre los dos primeros grandes colectivos, el PSOE se juega muchos votos.
    Entre los que cobran el salario mínimo no, porque? Es un colectivo mayoritariamente (no todos) despolitizado por muchas razones, muchos y muchas abstencionistas y votantes de ….
    Sin más, “los socialistas” no dan puntadas sin hilo.

  8. […] Su desarrollo más preciso se ha explicado, con datos extensos y argumentos robustos, por parte de Economistas Frente a la Crisis (EFC) en diferentes trabajos. Recordemos algunos elementos […]

Deja un comentario





Share
Share
Scroll To Top
A %d blogueros les gusta esto:

Necesitamos su aprobación al uso de cookies para mostrar vídeos, compartir en redes sociales y hacer estadísticas web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar