Declaración de Economistas Frente a la Crisis ante el avance de la extrema derecha

Share

La Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis ha acordado hacer pública la siguiente declaración:

Los resultados electorales de Andalucía, si bien imprevistos en las encuestas, no resultan del todo sorprendentes. La historia enseña que estas son las situaciones que se producen cuando la izquierda considera a sus diferentes corrientes como principales adversarios, cuando abdican y hacen suyos el lenguaje y las prioridades de la derecha y cuando no van estrechamente unidas a la gente corriente en sus preocupaciones cotidianas.

España nunca fue una excepción en cuanto a la presencia de la extrema derecha en el panorama político. Sus simpatizantes, despojados de correaje y pistola al cinto, se integraban en el principal partido de la derecha, de donde parece que han comenzado a salir para fundar, ya sin complejos, el primer partido de derecha extrema con representación autonómica.

La deriva hacia la derecha más extrema, oculta no sólo el renacimiento de los valores más reaccionarios sino también  políticas económicas que buscan un reparto cada vez más desigual de la renta y de la riqueza que, además, traen consigo amenazas letales para el medio ambiente.

El impacto sobre la política nacional es innegable. La izquierda -y el Gobierno en particular- debe ser consciente de que si queremos frenar al fascismo es necesario articular propuestas que rescaten de la incertidumbre y de la precariedad a los trabajadores negativamente afectados por la globalización y el cambio de las estructuras productivas. La situación exige abrir un flujo continuo de propuestas legislativas encaminadas a rescatar a todos aquellos ciudadanos que no perciben la recuperación económica. Resulta insuficiente la defensa del Plan Presupuestario y exaspera la lentitud en el replanteamiento de la legislación laboral, de la legislación medioambiental y energética, del sistema de financiación autonómica y se echa en falta una apuesta crítica pero decidida por Europa. No es el momento de rebajar el nivel de ambición.

Cortar el paso a la extrema derecha exige hacer un enorme esfuerzo de pedagogía política y volcar todos los recursos que sean necesarios y sin limites en la educación pública. Los ciudadanos deben percibir que las propuestas y políticas de la izquierda mejoran sus condiciones de vida y dan respuesta a los retos del futuro de una manera integral e inclusiva. Se trata, en definitiva, de encontrar fórmulas de creación de riqueza que no destruyan el medio ambiente, que no amenacen el bienestar de las generaciones presentes ni hipotequen el de las generaciones futuras.

En esa tarea, los adversarios no pueden ser quienes, desde posiciones más o menos diferentes, tienen también la voluntad efectiva de avanzar hacia un mundo libre y más justo. Todas y cada una de las fuerzas progresistas que concurren en el panorama político, debieran ser muy conscientes de que carece de sentido, y también de eficacia, confiar su propia supervivencia o el aumento de su peso en la sociedad, al debilitamiento de otras fuerzas de progreso. De lo que se trata es de combatir con argumentos propios a las fuerzas de la derecha que con sus poderosos medios tienen capacidad de arrastre popular. Las críticas y las descalificaciones cruzadas, abundantes entre las fuerzas progresistas, no fortalecen a ninguna, debilitan a todas.

Por eso llamamos a los partidos políticos, sindicatos y organizaciones progresistas de todo tipo para que creen espacios de encuentro y diseñen conjuntamente políticas alternativas que den soluciones efectivas al día a día y al futuro de nuestra sociedad y, en especial, de la población más vulnerable… porque, hoy y siempre, esta es y ha sido la única vía para cortar el paso al fascismo.

Economistas Frente a la Crisis EFC

3 diciembre 2018

About Economistas Frente a la Crisis

Asociación de Economistas Frente a la Crisis

5 Comments

  1. enrique rodriguez el diciembre 4, 2018 a las 1:47 pm

    Aunque particularmente no esté de acuerdo con buena parte del programa de Vox, sobre todo en lo que se refiere a su programa económico de rebaja de impuestos, creo que es deber de toda sociedad civilizada y de un foro plural como es este, el respetar a todas las ideas, aunque no estemos de acuerdo ellas, mientras se expresen con libertad y dentro del marco legal y constitucional y sin faltar la respeto a las demás.No me parece adecuado utilizar el termino fascista, por que se usa como un insulto, para denominar a un sistema totalitario y represor, que también podría ser utilizado contra otras ideologías tambien totalitarias y represoras. Todos estamos en el derecho a expresar a nuestras opiniones y que se respeten por los demás y a no ser insultados por ellas.

    • Alfonso López el diciembre 4, 2018 a las 2:28 pm

      Decir fascista, no es un insulto, como tampoco lo es llamar comunista, son ideologías.

  2. E. López el diciembre 12, 2018 a las 4:04 pm

    Para hacerse una idea de la visión que tiene esta fuerza política sobre la redistribución de la riqueza baste señalar que, en relación al IRPF, la propuesta contenida en el Programa Electoral de Vox es el establecimiento de una escala de un único tramo (de cero a infinito) que sometería los primeros 60.000€ al tipo impositivo del 20% y el exceso sobre la citada cantidad al 30%. Es decir, subir los impuestos a las rentas más bajas y bajarlos a las más altas, ya que hoy día las rentas de importe citado tributan, al menos, al 30%.
    Lo anterior habría que matizarlo, puesto que también se propone incrementar el mínimo personal y familiar exento a 12.000€, aunque no se dice si será el mínimo del contribuyente, si hay que tener en cuenta los mínimos por descendientes, por ascendientes …….
    Además, no se aclara si la escala única planteada es para determinar la cuota estatal o para llegar a la cuota diferencial (suma de la cuota estatal y la autonómica) y, si fuera esto último, cómo coordinar la propuesta con las competencias normativas de las CCAA en esta materia. En conclusión, un sindiós de propuesta.

  3. Emilio Martin Jesus el diciembre 28, 2018 a las 12:17 am

    El principal problema que yo le veo a la mentalidad de la derecha es la continua depreciación de los impuestos. Estos, como la rueda, son un invento de la civilización, así que su disminución o anulación nos lleva a la selva¿ Cuando quieren parar? ¿Qué sociedad nos quieren dejar?. La OCDE o el FMI, que no son un grupo de exaltados comunistas, claman contra la supresión del impuesto de Herencias y Donaciones especialmente en este país que se distingue por la baja tasación, la abultada Deuda y el perenne Déficit presupuestario

  4. Miguel Ángel Derqui el enero 7, 2019 a las 11:29 pm

    Queridos amigos
    Supongo que con un criterio vigilante y decidido a oponer la resistencia necesaria a cualquier posible progreso de “fuerzas del mal”, habéis publicado este manifiesto ante lo que consideráis avance de la extrema derecha en España.
    Una primera observación podría ser que si , como apuntáis, esas fuerzas no llevan “correaje y pistola al cinto” y se someten a las reglas de juego democráticas pueden merecer un tratamiento adecuado a dichas reglas. No se trata de ser ingenuos pero no creo imposible un debate de ideas con esas fuerzas que haga posible la convivencia con ellas, lo que creo más positivo y efectivo que su condena sin paliativos. Un tipo como Vidal-Quadras creo que merece alguna consideración intelectual y personal.
    Por otra parte y sin entrar a considerar el supuesto progresismo de las supuestas izquierdas españolas, creo que un colectivo como EFC debiera ser un referente de análisis sociológico y económico, objetivo, con planteamientos que trascendieran el partidismo sectario y contribuyeran a una reflexión en la que primaran los datos, para que sobre ellos y con una lógica difícil de oponer se alumbraran caminos de progreso para la sociedad.
    Me temo que este manifiesto no contribuya a ello, no obstante, yo particularmente seguiré atento a toda vuestra producción intelectual.
    Desde mi punto de vista los problemas más importantes que hay que afrontar en España son el independentismo disolvente, tóxico por su racismo segregacionista y antidemocrático, y el sistema obscenamente desigual de distribución de la riqueza, del que también os hacéis eco, pero sobre el que hay que profundizar mucho para conseguir crear las condiciones para su transformación, ligada, claro está, al propio sistema económico productivo de generación de riqueza, que requiere sin duda una profunda transformación en todos los órdenes y en lo que nos tenemos que aplicar los que deseamos una evolución progresista de la sociedad.
    Un cordial saludo
    Miguel Ángel Derqui

Deja un comentario






Share
Share