Lo que oculta el cuadro macroeconómico

Share

La evolución de los principales agregados de la economía española ha sido positiva en los últimos tres años (2015-2017). Dicha evolución se recoge en   el  tradicional cuadro macroeconómico que elabora el Ministerio de Economía (aquí),  que resume  la evolución de los principales componentes de la oferta y demanda agregada de la economía. Sin embargo, son abundantes los problemas socioeconómicos de España que subsisten una vez superada la profunda recesión transcurrida entre 2008 y 2013.Tales problemas requieren actuaciones  correctoras de política económica, no solo para mejorar los equilibrios sociales, sino también para asegurar la propia continuidad del crecimiento.

El Cuadro Macro de 2017 presentó una evolución de claro crecimiento en las variables que definen el “cuadrado mágico” de la economía. Un crecimiento significativo del PIB (3,1%) (Ver Gráfico) y del empleo (2,7%, aunque subsiste  un desempleo todavía elevado, el  16,6% de los activos), un aumento anual  muy moderado de los precios de consumo (1,1% en diciembre) y un superávit  de balanza de pagos por cuenta corriente (1,7% en 2017). En este último indicador destaca el hecho de que se mantenga el superávit exterior en un contexto de crecimiento significativo tanto del PIB como de la demanda interna.

 

 

Pero son abundantes los problemas que no se recogen en el citado “cuadrado mágico” de crecimiento, empleo, precios y balanza de pagos. Destaca, en primer lugar, el elevado endeudamiento público, 98% del PIB, resultante de los espectaculares déficits registrados en los años de recesión. Influye  también  la debilidad de la base fiscal, muy inferior a la media de los países de la Unión Europea (en la Eurozona, la presión fiscal media asciende al 41,3% del PIB, mientras que en España supone el 34,1%).

En segundo lugar, la política económica se ha apoyado en España de manera intensa en las políticas de “alivio cuantitativo” del Banco Central Europeo (BCE). Dichas políticas han facilitado la financiación de la deuda pública, además de hacerlo a tipos de interés muy reducidos. La política monetaria del BCE puede cambiar de signo en 2019, aunque sea de forma suave, pero bastarían unas elevaciones moderadas de los tipos de interés para complicar la financiación presupuestaria estatal en España.

 

En tercer lugar, los productos que exporta España son en su mayoría escasamente complejos, lo  que dificulta mantener un crecimiento significativo a  largo plazo de las exportaciones. De ahí que deba de fomentarse  una mayor diversificación y competitividad  de las ventas al resto del mundo (CaixaBank Research, “The complexity of Spanish exports”, Enero 2018). Vuelve  la conveniencia de diversificar más el modelo productivo de España.

En cuarto lugar,  la desigualdad social  ha crecido después de la recesión pasada. Ello afecta de forma negativa a la calidad de la educación, al nivel de asistencia sanitaria y a la posibilidad de acceso a la vivienda. Carme Trilla ha estimado que un 43% de los hogares que arriendan una vivienda destinan más del 40% de los ingresos familiares al pago del alquiler (El Periódico, “España, paraíso de la desigualdad social”, 28.1.2018),  además de subrayar el continuo crecimiento de los lanzamientos judiciales derivados de impagos de alquileres, casi el 60% del total de lanzamientos en 2017.

Los salarios de entrada de los nuevos empleos están por debajo de los 1.100 euros mensuales brutos. La  mejoría en la distribución de la renta exige reforzar la negociación colectiva, disminuir tanto la temporalidad como  la contratación a tiempo parcial.

 Ante esta situación, España debe de reforzar la base fiscal, aproximándola a la media de la Eurozona. También debe de  aumentar la escasa progresividad que en este momento tiene el sistema fiscal. Es preciso acometer de frente el problema de las pensiones.

Desde la creación de las comunidades autónomas, la gobernabilidad se ha complicado sumamente en España, donde no parece posible resolver con estabilidad la cuestión de la financiación autonómica. Todos los problemas citados están fuera del Cuadro Macro de la economía española, del que puede decirse que excluye tantas cosas como para que su utilidad resulte limitada y deje mucha economía española por fuera del mismo. El presidente del gobierno aporta poco  al decir que el gobierno va a revisar al alza el crecimiento previsto del PIB para 2018. Más  trascendente seria que comentase que problemas se van a acometer en la economía española en este año,

***

Una versión de este artículo se publicó en la revista digital El Siglo de Europa el 25 de enero de 2018 y se reproduce aquí con la autorización del autor

 

About Julio Rodríguez Lopez

Julio Rodríguez López es vocal del Consejo Superior de Estadística del INE y miembro de Economistas Frente a la Crisis EFC

6 Comments

  1. Juan Luis Lasquetty Gonzalez-Pardo el febrero 5, 2018 a las 5:55 pm

    Ese cambio solo será posible con otra cultura empresarial propiciada por una nueva política fiscal que incentive las inversiones productivas a medio y largo plazo y desincentive las financieras especulativas a corto
    Y que además los especuladores no gocen de “aprecio” social

  2. AURELIO Gutiérrez el febrero 6, 2018 a las 8:51 pm

    Se agradece el artículo por una información transparente que no se ve en otros lares. Ahora bien. Estaría bien que se explicara partida por partida explicando sus pros y sus contras
    Muchas gracias y saludos cordiales

  3. Julio Rodriguez Lopez el febrero 7, 2018 a las 12:22 am

    La especulación está también muy presente en el mercado inmobiliario, que de nuevo vuelve a coger peso en la evolución de la economía española de 2018.Se trata de enriquecer el modelo productivo, no limitarlo al turismo de “sol y playa” y a la construcción de automóviles.
    No basta con crecer, es necesario sentar las bases para poder hacer frente a otras crisis que pueden volver, y dese luego hace falta una reforma fiscal profunda, que refuerce la base fiscal y mejora la progresividad del sistema fiscal

  4. Julio Rodriguez Lopez el febrero 7, 2018 a las 12:30 am

    El mensaje del articulo es simple: se esta creciendo y creando un empleo muy precario y mal pagado, pero hay evidentes indicios de recuperacion.
    El mayor crecimiento esta siendo muy desigual en su distribucion, hay necesidad de una fiscalidad mas potente y progresiva. La economia no puede basarse solo en el turismo de sol y playa y en la fabricación de automóviles. La construcción residencial va a recuperarse, con lo cual tenemos una repetición del modelo que condujo a la dura recesión de 2008-2013.
    El analisis habitual descansa en el cuadro La especulación está también muy presente en el mercado inmobiliario, que de nuevo vuelve a coger peso en la evolución de la economía española de 2018.Se trata de enriquecer el modelo productivo, no limitarlo al turismo de “sol y playa” y a la construcción de automóviles.
    No basta con crecer, es necesario sentar las bases para poder hacer frente a otras crisis que pueden volver, y desde luego hace falta una reforma fiscal profunda, que refuerce la base fiscal y mejora la progresividad del sistema fiscal tradicional, del cul están excluidos numerosos aspectos de la economia española que dejan mucho que desear. No basta, pues, con anunciar unas décimas de mayor crecimiento, cuando queda tanto problema por resolver

  5. enrique el febrero 8, 2018 a las 8:16 pm

    es importante hacer hincapie en algunos conceptos tales como la bajada de impuestos,la precariedad laboral,el.incremento del precio .del petroleo y las tendencias del BCE.por ultimo alertar del incremento del nivel de endeudamiento privado

    • Julio Rodriguez Lopez el febrero 11, 2018 a las 12:01 am

      El saldo vivo del endeudamiento del sector privado sigue bajando en lo relativo a hogares, ha empezado a crecer en el caso de las empresas.

      Los restantes temas que citas están tocados, de forma mas o menos explicita en el articulo..El precio del petroleo de nuevo ha bajado en febrero.
      Resulta prioritario el refuerzo de la base fiscal, la corrección de la reforma laboral, avanzar mas en la suficiencia del sistema de pensiones, mayor atención a la cuestión del medio ambiente y hacer política de vivienda coordinada desde el gobierno central, para facilitar la creación de un parque de viviendas sociales de alquiler

Deja un comentario






Share
Share