Análisis de los datos de Paro registrado en diciembre

[twitter-follow screen_name=’MadridEco’]

El Paro registrado y las Afiliaciones a la Seguridad Social en Diciembre de 2012: Una bajada del paro incoherente con la evolución de la afiliación a la Seguridad Social

La cifra del Paro Registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se sitúa al final de diciembre de 2012 en 4.848.723 personas, lo que representa una disminución de 59.094 respecto del mes anterior, que es la más elevada en un mes de diciembre. En cifras corregidas de variaciones estacionales el dato arroja una reducción mensual de 41.023 parados registrados. El balance anual arroja un aumento de 426.364 desempleados más en 2012.

Se trata, por tanto de un buen dato mensual del paro registrado que, no obstante, presenta una indudable incoherencia con los datos de afiliación a la Seguridad Social del mismo mes, al reducirse esta en 88.367 personas en diciembre, disminución que es de 97.384 en datos desestacionalizados. El número total de afiliados se sitúa en 16.442.681. El balance anual de la afiliación presenta una disminución en 2012 de 787.240 afiliados.

La naturaleza de estas fuentes estadísticas, que son meros registros administrativos y no instrumentos diseñados para medir la evolución de las variables del mercado laboral, podría explicar esta falta de coherencia entre la evolución del paro y la de la afiliación. Todo ello, dejando al margen el efecto que haya podido tener la reducción del número de afiliados como cuidadores no profesionales de la Ley de Dependencia, que el Ministerio de Empleo vuelve a recordar y a utilizar este mes. No se olvide que esa reducción es consecuencia directa de una decisión del Gobierno establecida en el RD 20/2012 y no sirve para explicar el diferente signo de la evolución de paro y afiliación en diciembre (la afiliación seguiría disminuyendo en diciembre aunque se descontase el supuesto efecto de la reducción del número de cuidadores de la Ley de Dependencia).

Por otro lado, el número de contratos registrados en diciembre, 1.058.501, cifra sensiblemente inferior a la del mismo mes del año anterior (-9,2%). A pesar de los intentos del Ministerio de Empleo de encontrar signos positivos en la evolución de la contratación indefinida, el hecho es que el porcentaje de estos contratos en el total sigue siendo muy bajo (7,3%), otra muestra más de la ineficacia de las medidas contenidas en la última reforma laboral, que están produciendo un efecto contrario al que se decía perseguir. Lo que si está incrementándose es la contratación a tiempo parcial, lo que podría estar reflejando alguna tímida reacción de pequeños empresarios, dentro de la generalizada situación de recesión e incertidumbre en la que se encuentra la economía española. También la cifra acumulada de contratos en 2012 representa una disminución en relación al año anterior (-1.3%).

Valoración del mercado laboral durante el primer año de Gobierno del PP

La Reforma Laboral destruye los derechos de los trabajadores, provoca miles de despidos y hunde los salarios. La consecuencia de todo ello es una fuerte pérdida del poder adquisitivo de los salarios reales y una pérdida del peso relativo de los salarios en la renta nacional que junto las restricciones crediticias y recortes del gasto configuran un panorama completamente recesivo impulsado desde la política económica del Gobierno. Son las consecuencias de la devaluación interna.

Abaratar el despido en plena crisis está destruyendo empleo. España ya se encuentra entre los países de Europa en los que es más fácil el despido.

El paro ha subido del 21,5% al 25%, y alcanza ya los 5.800.000 parados. En el último año se han perdido más de 800.000 empleos.

La pérdida de la ultra-actividad de los convenios colectivos, que es la pieza clave de la reforma de la negociación colectiva del PP, está debilitando la negociación. La desaparición de toda la regulación contenida en los convenios colectivos queda, en la práctica, en manos del empresario. De hecho todos los contratos se convierten en temporales.

En resumen,  las incoherencias entre la evolución del paro registrado y de la afiliación a la Seguridad Social en los datos de diciembre no permiten sacar conclusiones claras sobre la verdadera coyuntura del mercado de trabajo.

Una vez más habrá que esperar a la publicación de los datos de la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre para tener un conocimiento más exacto de la realidad del mercado de trabajo español en el conjunto del año 2012.

Economistas Frente a la Crisis

Deja un comentario