Skip to content

Europa cotiza a la baja

Share

Por Ignacio Muro @Imuroben, miembro de Economistas Frente a la Crisis

Europa cotiza a la baja cuando más necesita hacerlo al alza.  Estamos en un momento en que lo importante y lo urgente se fusionan en uno: la UE necesita encender las luces largas y volver a pensarse en términos políticos.

Esta crisis no puede ser resuelta por los economistas que conforman el Eurogrupo. Su estrecha mirada es solo un discurso religioso que fomenta el castigo a los heterodoxos mientras nos quiere hacer olvidar la evidencia: que como dijo Stiglitz «la UE  no rescató a Grecia sino a los bancos alemanes» , lo mismo que reconocen los economistas del FMI cuando se les pregunta. Cada prestamo a Grecia no tenía otro fin que cambiar de acreedores sin destinar un € a financiar las consecuencias del brutal ajuste. El dinero cambiaba de manos mientras trasladaba los intereses a los griegos.

Lo que ocurre es que aquella operación empieza a quedar muy lejana para los tiempos mediáticos. Los gobiernos europeos que soportaron  el 65% del rescate de los bancos alemanes y franceses, vestido como rescate griego, pueden ya presentarse como defensores de los intereses  de sus contribuyentes españoles, alemanes, portugueses… mientras acusan al pueblo griego de todos los despilfarros.

La apelación a la soberanía nacional por Grecia suena a provocación y encuentra respuesta del mismo tenor en otros socios. En la batalla de comunicación en que se ha convertido esta crisis es fácil que cale la idea de un conflicto de intereses entre estados soberanos o, peor aún, de ciudadanos de un país contra ciudadanos de otro país.  Como resaltaba recientemente Habermas, en esta Europa sometida al gobierno de los banqueros nadie piensa en términos de ciudadanos europeos. Todos piensan en términos nacionales y nadie en fortalecer la idea de una Europa política.

La propia arquitectura de la Unión Monetaria conduce a esto. Nos vendieron que sería la palanca a una unión política olvidando, como habían previsto muchos economistas, que la más mínima crisis acentuaría las diferencias y se convertiría en asimétrica. Es decir, que lejos de favorecer la unión política, provocaría el auge de los nacionalismos y tensiones de ruptura en el sistema.  En esas estamos.

La asimetría existe pero el discurso tecnócrata sigue su curso en contra de todas las evidencias. El ajuste del gasto público griego ha sido brutal: los salarios de los funcionarios cayeron un 37%, las pensiones el 48%, el empleo público un 30%, el gasto corriente un 33%. Pero sus consecuencias fueron nefastas: el PIB cayo un 27%, el desempleo se disparó tambien hasta el 27% mientras la deuda pública escalaba hasta el 180% del PIB.  El remedio ha sido peor que la enfermedad.

Parece que solo Dragui desea mantener los hilos de la esperanza  mientras se fragua una solución política. O un cambalache que de otra patada para adelante. ¿Solo Dragui? ¿Alguien está pensando en una solución a medio plazo para la UE? Pues sí, al menos uno, el odiado Varoufakis aprovecha sus tiempos muertos para ofrecernos una salida estable y coherente que sirva para dar una salida a la crisis y permite superar el debate entre soberanía nacional y unión política.

La idea, en substancia, es simple: propone mantener la autonomía de los estados nación pero culminando/impulsando tres grandes programas europeos: europeizar la union bancaria, europeizar las nuevas deudas que sean necesarias para financiar un intenso programa de inversión productiva gestionado por las instituciones europeas y europeizar un programa social de choque para mitigar los efectos de la crisis.  Al transferir a la UE esas responsabildades que caben dentro de los Tratados existentes, los países podrían soportar presupuestos equilibrados sin dramatismo alguno. ¿Por qué no?

Y si alguien tiene otra alternativa, por favor, que nos la cuente. Probablemente, avanzando en esa línea, la solución al problema de la deuda griega duraría cinco minutos.

 

About Economistas Frente a la Crisis

Asociación de Economistas Frente a la Crisis

1 Comment

  1. golpedefecto el junio 30, 2015 a las 11:08 am

    Muchas gracias por el post. Es cierto que se ha producido una transferencia de deuda desde los bancos hacia instituciones públicas, pero eso no exime a los griegos de la responsabilidad de su sobreendeudamiento y mala gestión, por el motivo que sea. Lo contrario supone un hecho flagrante de riesgo moral. Ello no excluye que hubiera sido más razonable que los bancos participasen de las pérdidas generadas como consecuencia de la mala gestión del riesgo de sus inversiones. Siendo a su vez estas pérdidas originadas a partir de una regulación que permite la creación de dinero bancario que incrementa los riesgos considerablemente, de pérdidas y de riesgo moral, por lo que realmente, en gran parte este resultado es consecuencia de la regulación.
    La solución griega actualmente no existe, siendo el problema el haber llegado hasta aquí sin haber tomado medidas correctivas anteriormente.
    Me he permitido escribir mi visión del problema por si alguien está interesado: http://golpedefecto.blogspot.com.es/2015/06/el-drama-griego-y-la-zona-euro.html#more

Deja un comentario





Share
Share
Scroll To Top

Necesitamos su aprobación al uso de cookies para mostrar vídeos, compartir en redes sociales y hacer estadísticas web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar