¿Ha sido Bankia nacionalizada?

Share

Jorge Fabra Utray es miembro de Economistas Frente a la Crisis

Nacionalizar implica la conversión, por cualquiera de los medios previstos en las leyes, de recursos bajo propiedad privada en recursos bajo propiedad pública. Obviamente no es este el caso de Bankia. Los recursos propios de Bankia eran ya públicos antes y lo siguen siendo después de la operación de conversión de las participaciones preferentes del FROB en capital. Del control de las cajas se ha pasado al control del Banco de España (BdE). El capital o recursos propios de las cajas en el BFA se ha perdido de manera definitiva y esto es, de momento, la constatación más grave. El FROB lo que ha hecho ha sido restituir el capital público perdido para evitar la quiebra del grupo BFA- Bankia. Al ser BFA la matriz de Bankia y estar el BFA ahora bajo control del BdE, Bankia está bajo control del BdE. Es decir, sigue bajo control público. Por consiguiente es completamente impreciso hablar de nacionalización y no de cambio de control. Un cambio de control que, por otra parte, debería haber conllevado el nombramiento del Presidente de BFA-Bankia directamente por el Gobernador del BdE, incluso como administrador único, al menos, del BFA. No se entiende bien que formalmente no se hayan respetado los procedimientos. Estas cuestiones también deterioran la autoridad, independencia y prestigio del Banco de España.

Si la operación puede o no puede ser calificada de nacionalización, no es una disquisición puramente nominalista. Es esclarecedora para operaciones que se pueden presentar en el futuro: imaginemos que el BFA no hubiera sido un banco público sino privado y que en lugar de ser la matriz de Bankia hubiera sido una filial en la que tuviera aparcados sus activos tóxicos. Imaginemos también que esos activos tóxicos acaban teniendo que contabilizarse a un precio de mercado inferior a su valor contable neto de provisiones y que, como consecuencia de la nueva valoración, afloraran pérdidas que en el consolidado de las dos entidades (matriz + filial) redujeran a cero (o a valores negativos) los recursos propios de la matriz bancaria provocando su quiebra. Entonces el BdE a través del FROB, tal como prevé la reforma financiera, inyecta fondos para restituir el capital privado perdido. En este caso sí que estaríamos ante una nacionalización porque hemos supuesto que las entidades a las que nos referimos son entidades privadas. Y ahora es cuando viene el problema: si el FROB restituye el capital perdido en la matriz bancaria, se produce la nacionalización del banco, pero si los inyecta en la filial tóxica (banco malo), nacionaliza las pérdidas.

Esta es la razón por la cual es imprescindible utilizar adecuadamente la terminología y los conceptos. De otra manera tendremos dificultades para analizar, diagnosticar y calificar en el futuro, la gestión que el Gobierno haga de la reforma financiera que aprobó el viernes pasado día 11 de Mayo de 2012.

About Jorge Fabra Utray

Jorge Fabra Utray, Economista y Doctor en Derecho. Miembro de Economistas Frente a la Crisis Consejero y miembro del Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear CSN Vocal Consejero de la Comisión Nacional de la Energía (2005-11) Presidente de Red Eléctrica de España (1988-98) Delegado del Gobierno en la Explotación del Sistema Eléctrico (1983-88) Presidente de la Oficina de Compensaciones Eléctricas OFICO (1984-87) Decano-Presidente del Colegio de Economistas de Madrid (1981-83)

1 Comment

  1. Pedro González el mayo 18, 2012 a las 9:32 am

    Entendida la explicación.
    Ahora sólo falta irla divulgando a nuestro alrededor para no caer una vez más en la trampa de la perversión del leguaje.

Deja un comentario






Share
Share