Skip to content

Más utopía, por favor

Share

José Molina, Presidente del Consejo de la Transparencia de la Región de Murcia, doctor en Economía y Sociólogo, es miembro de Economistas Frente a la Crisis EFC/ Murcia

Decía el escritor y pensador Eduardo Galeano –fallecido en 2015– que la utopía está en el horizonte. Caminas dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. La pregunta surge… ¿Sirve la utopía para algo? Sí. La utopía sirve para caminar. Para recorrer ese camino de la vida, que nos decía Machado, como un constante avance.

Iniciamos el año 2016 con demasiado peso en la mochila y hay que despojarse de lo que nos impide seguir con paso firme. Es una contradicción vivir a golpe de ‘clic’ y por otro lado mantener procedimientos anacrónicos, discursos tediosos, ideas petrificadas que son un auténtico peso muerto en lo jurídico, en lo social, en lo económico y en lo político. Nos pierde la inmediatez, cualquier impulso que desea acercarse a un nuevo horizonte, ese punto de lejanía que se mueve para que la historia avance diez pasos más, es tachado de utópico e irreal. Hoy se vende realismo por las cuatro esquinas y todo aquello que presenta obstáculos se rechaza, sin más consideración, por puro escepticismo. Está prohibido soñar.

En nuestra historia reciente, el miedo, que es la cara oculta de la utopía, está presente en todos los mensajes oficiales. Nos quieren confundir con mensajes distópicos de sociedades de futuro con paisajes gélidos y planetas gobernados por extraños dictadores, robots que dirigen una vida artificial en la que difícilmente se puede soñar. Nadie nos pone un ejemplo de lo que sería Europa con una federación de todos sus pueblos, con un sistema participativo en el que los ciudadanos, libre y directamente, elijan a su presidente, una Unión de donde ya nadie quiera irse porque la solidaridad funciona entre sus instituciones, sus regiones y ciudades, que minimiza desigualdades porque se ha conseguido transparencia en la vida económica, porque ya no hay fraude, ni líneas rojas. Y es que en la sociología, en la política, en la economía, en la vida, todo funciona mejor si se mira el horizonte que si se mira el ombligo.

Al horizonte miraron para luchar por la emancipación de la mujer, para mejorar la economía, para abolir el trabajo infantil, para proclamar la educación universal, la libertad sexual y tantas cosas que se han conseguido gracias a la utopía, no al realismo. Kumar nos explica que el género utópico ha demostrado más sobriedad que los doctores de los dogmas realistas: “La mitad de la humanidad se va a la cama con hambre por culpa de todos los jefes realistas del mundo”, replicó Kumar a sus críticos. Siempre se descalifica a los utópicos, porque se quiere impedir que sus propuestas lleguen y transformen. Sin trabas, derribando muros y opresiones para alcanzar una democracia compartida.

Hoy observamos que el pensamiento político está siendo dominado por los que, teniendo más poder, tienen menos ideas por lo que es legítimo que nos preguntemos hasta qué punto las fuerzas progresistas siguen actualmente en esta batalla de la imaginación. Desde los medios nos comunican mensajes tan cortos que no sirven para dar un paso hacia ese horizonte de esperanza y, por otro lado, a la Academia le falta músculo para abordar los grandes retos contemporáneos. Estamos faltos de conjugar ese proyecto utópico que cada ciudadano nos hemos forjado en nuestro horizonte.

El sociólogo, filósofo y ensayista Bauman hace años ya nos decía que “la sociedad donde nos gustaría vivir, se califica siempre de utopía” y desde su obra nos impulsa a seguir buscando otra sociedad, otra realidad. Porque la felicidad social no la da el consumo sino seguir soñando que es posible. Son muchos los líderes que soñaron y hoy vemos sus sueños cumplidos.

@ecoapiedecalle

.

Publicado en el diario LA VERDAD el 17 de enero de 2016

About Economistas Frente a la Crisis

Asociación de Economistas Frente a la Crisis

2 Comments

  1. Alfonso Prieto el enero 19, 2016 a las 11:37 pm

    Excelente artículo José. LLeno de impulso a la esperanza y a caminar hacia las utopías alcanzables.

  2. Fabián el enero 22, 2016 a las 5:01 am

    Elecciones: procedimiento corrupto por ocultación de los datos previstos
    en la Metodología publicada por el Ministerio del Interior

    Existe entre la ciudadanía una preocupación: el miedo al engaño electoral.

    Es evidente que las Elecciones pasadas no cumplen un requisito que es necesario en democracia, y consiste en que puedan ser verificadas por cualquiera rehaciendo la suma de los datos originales (los obtenidos en las mesas de votación), para obtener el resultado del Municipio, el cual debe coincidir con lo publicado oficialmente.
    Seguramente ignore que el Ministerio del Interior no facilita al público el resultado de las mesas electorales de cada Ayuntamiento y por lo tanto se está utilizando un procedimiento corrupto que permite el fraude, ya que si únicamente se facilitan al público en las páginas oficiales de Internet los datos de los Ayuntamientos, tras haber «sumado», sin testigos, los datos que aportaron las mesas electorales, aunque hubiera fraude nadie podría demostrar que lo hubo, ni que dichas sumas hubieran sido manipuladas haciendo un trasvase de votos.

    Para poder comprobar si existe o no fraude es necesario que se publiquen los sumandos originales, es decir los resultados de las mesas electorales del Ayuntamiento, algo que no hace el Ministerio del Interior: http://resultadosgenerales2015.interior.es/congreso/#/ES201512-CON-ES/ES

    Esta ocultación la hace incumpliendo sus propia metodología, que figuran en la página “Metodología y fuentes”: http://www.infoelectoral.mir.es/min/ayuda.html y que dice:
    “VIII. DESCARGA DE DATOS. La Base de datos tiene un Área de Descargas que permite a los usuarios descargarse los resultados electorales desagregados hasta el nivel de Mesa Electoral.”

    A la vista de lo anterior, debe rectificar el Ministerio del Interior y publicar los datos de las mesas electorales en sus páginas oficiales de Internet, tal como está previsto en su
    página “Metodología y fuentes”: http://www.infoelectoral.mir.es/min/ayuda.html
    (Esto si que es Utopía)

    El formato deberá ser fácilmente comprensible para el público (sin precisar la intervención de un especialista informático) como por ejemplo una hoja Excel en la que en cada fila se indique la mesa y los votos de cada partido, lo que sumado en columna dará el resultado municipal por partidos.

    P.D. – En las mesas electorales el recuento es público y fiable, puesto se hace con la presencia fiscalizadora de los representantes de los distintos partidos, a quienes se facilitan certificados del resultado. Si existe fraude tendrá que haberse hecho en la fase siguiente, cuando se sumen los resultados de distintas mesas mediante un ordenador.

Deja un comentario





Share
Share
Scroll To Top
A %d blogueros les gusta esto:

Necesitamos su aprobación al uso de cookies para mostrar vídeos, compartir en redes sociales y hacer estadísticas web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar