Declaración urgente de “Economistas Frente a la Crisis” sobre la cuestión griega.

Economistas Frente a la Crisis EFC denuncia el anti europeísmo que se desprende del comportamiento del Eurogrupo en sus negociaciones con el gobierno griego. Ciegos ante el fracaso de sus políticas de austeridad a ultranza, están destruyendo la confianza de los europeos en el futuro de Europa. La ideología y el nacionalismo de los poderosos se imponen frente a la razón. La mediocridad de personajes oscuros, como el ministro de hacienda alemán, o menores, como el presidente del Eurogrupo, se hace ostensible ante la razón y la competencia técnica de sus interlocutores griegos que es trasmitida a la opinión pública –a falta de otros argumentos- como una actitud impertinente, argumento que más bien parecería, ante la trascendencia y alcance de lo que se trata, propio de adolescentes en patio de escuela.

 Con simpleza intencionada se culpa al Gobierno griego, abocado a gestionar el cerco al que ha sido sometido, de la imposición del corralito bancario obviando el papel del BCE -un actor político con déficit democrático- en este desenlace. La no aceptación de los bonos soberanos griegos por el BCE como colateral y, más recientemente, su decisión de limitar la línea de asistencia de emergencia a los bancos griegos, impuso por la fuerza de los hechos el control de capitales en Grecia irrumpiendo de manera indisimulada en su política interna a pocos días del referéndum convocado por el Gobierno.

 Cuando se cumplen 5 años del inicio de la crisis griega, precipitada por la constatación del falseamiento de las cuentas públicas realizado por los gobiernos conservadores de Nueva Democracia, resulta cuanto menos sorprendente que aquellos que militan en las mismas filas políticas que los que llevaron a Grecia a esta situación, traten ahora de imputar las dificultades financieras de estos últimos días a una mala gestión del gobierno griego. Responsabilizar al gobierno de Tsipras de los malos datos de coyuntura de la economía griega es una tergiversación de quienes quieren ocultar su apoyo a los gobiernos anteriores que han hecho de Grecia un Estado al borde del fallo, con estructuras clientelares que Syriza debe eliminar por más que entre ellas algunas sean también activas en su soporte. La reforma fiscal; la ineficiencia de la Administración Pública; el alto coste de las estructuras militares griegas; la ausencia de un proyecto de país que transforme su modelo productivo… son desde ahora una responsabilidad que Syriza debe transformar con determinación para dar un ejemplo a quienes le niegan el derecho a ser alternativa y para no defraudar a quienes valoran su papel en la batalla por otra Europa.

 Denunciamos la actitud de Alemania y sus satélites, cuya ruta siempre ha sido expulsar a Grecia del euro sin el menor interés en impulsar su modernización como pone de manifiesto su continuado apoyo a los responsables políticos del fracaso de Grecia como país. Esta situación no es sino el reflejo de la ausencia de democracia en la gobernanza económica europea. Las fuerzas progresistas europeas debieran liderar la transformación de Europa desde su núcleo: las normas de supervisión y gobernanza económica del euro para ponerlas al servicio de los ciudadanos, del crecimiento y de la igualdad.

 Situados ante el dilema de ser expulsados de la zona euro o acatar la imposición de los acreedores, Grecia se ha visto forzada a aceptar un programa erróneo, que no solucionará los problemas de fondo, que contiene elementos fuertemente recesivos y que ahondará en las desigualdades ya en niveles inaceptables como consecuencia de un lustro de austeridad y de ataque al estado del bienestar. No es un buen acuerdo. Cualquier acuerdo que pretenda ir a las raíces del problema debería haber contenido tres elementos fundamentales: 1) Un potente plan de inversiones que contribuya a la modernización de la estructura productiva y relance la deprimida demanda agregada; 2) Un profundo programa de reformas estructurales no recesivas que atajen las redes clientelares, mejoren el funcionamiento de la Hacienda Pública  griega y relance el crecimiento a largo plazo, mejorando la productividad, la competitividad y fortaleciendo las instituciones del mercado laboral y 3) una reestructuración de la deuda pública que garantice su sostenibilidad a los acreedores y a  Grecia como deudora. Prestamistas y prestatarios son corresponsables y esa responsabilidad compartida poco o nada ha estado presente en las soluciones.

Manifestamos nuestra profunda decepción por el comportamiento del partido de los socialistas europeos, con el SPD a la cabeza, cómplice de la intoxicación de la opinión pública alemana que ignora que ningún país ha resultado ser tan beneficiado por la moneda única como ha sido Alemania, no sólo por los bajos tipos de interés de los que se está beneficiando, también por un tipo de cambio del Euro que ha mejorado su competitividad exterior -frente a la que hubiera tenido con el marco- y por los flujos de fondos que de manera indirecta han rescatado las posiciones acreedoras de sus bancos a costa de los contribuyentes europeos y, en particular, de los contribuyentes de los países rescatados. Pero en Economistas Frente a la Crisis EFC no desmayamos en nuestra espera y en nuestro esfuerzo por lograr un papel activo de los partidos socialistas europeos, y en particular del PSOE, que rompa con la lamentable imagen que hasta ahora están trasmitiendo. En este contexto, los socialistas españoles, testigos de excepción de los efectos de la austeridad en nuestro país, tienen la oportunidad de reivindicar con mayor firmeza que otra Europa es posible. No esperamos menos.

En España, la doctrina del miedo desarrollada por el gobierno del Partido Popular no es más que el resultado de su actitud servil. Mención especial merece su ministro de economía, De Guindos, que tan solo parece moverse por intereses exclusivamente personales para su candidatura a la presidencia del Eurogrupo. Europa y España parecen importar poco.

Economistas Frente a la Crisis EFC espera contribuir, desde sus análisis de la política europea, a romper esta espiral antieuropeista desatada desde Alemania contra Grecia y contra el progreso de la integración europea, y sus miembros seguirán poniendo los conocimientos que la sociedad les ha suministrado al servicio de la comprensión de los problemas por los ciudadanos españoles. La Europa que queremos no es la que nos proponen. Nuestra Europa es la Europa de los ciudadanos, la de las libertades, la de la solidaridad, la de la democracia, la del estado de bienestar. No es la que sólo responde a los intereses de los poderosos, la que sólo genera desigualdad.

El Eurogrupo, con Alemania a la cabeza, podía imponer a Grecia un acuerdo con consecuencias recesivas. Así lo ha hecho. Ante una fuerza superior sólo cabía el suicidio. Nadie lo dudó nunca. Su único argumento ha sido la razón, pero la salida del Euro no podía ser su alternativa y tenía que evitar caer en el abismo. Su resistencia ha sido una gran lección. Europa ya no será la misma. Se lo deberemos a Grecia.

Confiamos en que todas las fuerzas políticas y sociales y todas las instituciones que en España se reclaman progresistas, hagan honor a su reclamo y apoyen o compartan nuestras preocupaciones.

 12 de julio de 2015

La Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis EFC

17 Comments

  1. Magnífico, totalmente de acuerdo … Solo me gustaría que añadierais que la permanencia en el Euro, NUNCA será beneficiosa para España y que hay que salir cuanto antes.

  2. Estamos en puertas a la tercera ruptura de Europa por Alemania en los últimos cien años; y el parlamento europeo de vacaciones. ¡Asombroso!

  3. Completamente de acuerdo. Pero junto a Alemania debería destacarse el depredador capitalismo financiero consecuencia de la desregualcion.

  4. No se dan cuenta los paises satelites de Alemania que estan siendo msnopulados como en ocasiones precedentes?

    No se dan cuenta los representantes españoles del pp y psoe que trasladar sus problemas internos con los partidos emergentes (podemos), a Grecia es ser un miope polico, carente de vision de estado. Menos mal que los britanicos no tienen vela en este entierro …….

  5. ¿Pero el Mercado Común Europeo no fue creado para que cuando Alemania volviera a querer dominar Europa no tuviera que recurrir a la guerra?

  6. Mi más sincero agradecimiento por ayudarme a comprender a nivel técnico lo que a nivel intuitivo me parece una agresión intolerable y propia de gente de la mala hierba.
    Un cordial saludo.

  7. El tema central que ahora se debe plantearse es si el actual diseño del euro es viable, sin sistemas de reciclaje de los superávits y si cualquier pretensión de reformas encaminadas a lo que se denomina pomposamente como “cambio del modelo productivo” puede tener éxito en el contexto del euro.

    Las llamadas reformas estructurales de la troika no son más que medidas deflacionarias que nos conducen a lo que se conoce como “race to the bottom”. Es hora de dejarse de medias tintas y afrontar que con un diseño como el actual, que como hemos visto con este llamado “rescate” solo plantea alargar la agonía, pero pone los pilares para ahondar en el colapso, no vamos a ninguna parte.

    El euro nació como un instrumento para evitar devaluaciones competitivas y compensar la falta de demanda interna en Alemania mediante la creación de mercados en el Sur que perdían capacidad productiva pero lo compensaban mediante el aumento salvaje de la deuda privada (también Grecia aunque un poco menos). Eso obligo a salvar un sistema financiero que continua zombi, pero que tiene secuestrada cualquier decisión democrática porque la lógica neoliberal impone que contra lo que ellos denominan “mercado” no hay negociación, supera las soberanías y su “logica” debe imponerse, ya que oponerse generaría el caos.

    Está narrativa estúpida y sobradamente desmentida por los hechos sigue reinando en la opinión pública y, por eso, es tan difícil combatir los supuestos enfrentamientos entre países que no hacen más que esconder la verdadera naturaleza de la bestia financiera que nos ahoga. La capacidad disciplinaria de la deuda que los bancos generan de la nada par crear dinero está en el núcleo del problema. Sin privarlos de ese poder es imposible luchar contra ellos. El poder de creación del dinero y la política monetaria debe estar en manos de los ciudadanos.

  8. Veo muy difícil modificar toda la normativa de la unión europea.
    desde mastrich, la orientación va dirigida en contra de la ciudadanía, los socialistas practican un compromiso entre la mentira y la verdad canallesco, por tanto, lo más cercano a la solución es que europa reviente.

  9. Enhorabuena por este texto que tan necesario es en estos tiempos de dominio mediático del neoliberalismo más brutal

  10. Me parece muy acertada la declaración. Al mismo tiempo como ya han señalado algunos correos el euro y las deudas que su lógica actual conlleva está sirviendo para ‘disciplinar’ a los países deudores de acuerdo con el credo neoliberal con métodos ajenos a la democracia.
    Un país (Alemania), procupado por su posición en un mundo globalizado (los paneles de China, etc.) aplica a partir de 2003 una política neomercantilista a través de reformas que conducen a una compresión salarial e inflación muy reducida, incluso a la baja de precios en bienes y servicios de exportación. Como otros partidos no siguen esa política y tienen cierta inflación (2 a 3% anual) entonces profita por parte doble, de la compresión salarial y de la depreciación relativa del euro concomitante con la inflación global de la zona del euro. Mientras otros países con cierta inflación caen en deficits de sus cuentas corrientes. Alemania y Holanda alcanzan importantes superavits. Este excedente es prestado generando burbujas (España, Irlanda), o deudas del Estado (grecia, Portugal). Si Grecia no hubiera entrado en el Euro entonces tal vez Portugal se habría endeudado aún más y sería la víctima predilecta de turno, porque los excedentes tenían que salir de alguna forma. Mientras no haya una arquitectura del sistema que de cuenta de estos desequilibrios financieros estructurales y recurrentes esto seguirá ocurriendo. Como por lo demás lo planteaba Keynes en Bretton Woods. En el fondo refleja claramente una asimetría de poder, la política monetaria se ajusta a los intereses de Alemania. Me parece que habría que plantearse y estudiar seriamente la posibilidad del fin del euro, porque en la práctica se ha convertido en un mecanismo de dominación. Es la fábula del tiburón y las sardinas. Para reformar el sistema en su totalidad tendrían las fuerzas progresistas que alcanzar posiciones de poder simultánemaente en muchos países. Lo veo muy dificil.Haciendo desaparecer el euro se podría avanzar más paulatinamente.
    Claro que salirse del euro tiene enormes costos para el que lo haga. Pero esta posibilidad a mi juicio hay que estudiarla con seriedad.

  11. ¿Como se piensa cambiar la miopía de la socialdemocracia? ¿Es posible?
    Hace pocos días se ha conocido la secuencia de la lista Falcianni en el Ministerio de Hacienda de la Sra. salgado. Alguien cree que no hay conexión entre la puerta giratoria y esa amnistía fiscal escamoteada a la opinión pública?
    ¿Cuantos blogueros de EFC han sido llamados por el actual secretario general del PSOE para confeccionar el programa, o simplemente para echar una mano?
    Antes de que ocurra lo que a muchos nos gustaría, que es la constitución de un auténtico PSD europeo, tendrán que pasar muchas cosas como la tragedia griega, que pongan la cara roja de vergüenza a los socialdemócratas que aún quedan por ahí.

  12. Todo lo que se dice es cierto, pero nos dejamos una conclusión sin aprender. La deuda es como una droga, va dándote cosas que de otra forma requerirían adelantar el esfuerzo para tenerlas, pero llega un momento donde ya no rige uno mismo sino la deuda, y uno es esclavo del prestamista/traficante. La socialdemocracia, la izquierda, o las nuevas izquierdas alternativas o transversales deben de recuperar un hacer propio de la clase trabajadora, poseer de forma efectiva lo tenido, ahorrar para tener. Ya se que esto pilla a contrapié y no es el momento de la austeridad, pero es que mucho me temo que cuando pase la crisis nos olvidaremos de todo y volveremos a tener déficit con buenas recaudaciones fiscales en lo alto de ciclo. El “ya vendrán otros y pagarán” ya sabemos que no, que no es cierto, como tampoco lo era lo de “los pisos nunca bajan”.

    • España tenía sus cuentas fiscales en orden antes de la crisis. En el 2007 la relación deuda?PIB era 35,5% y había un superavit fiscal del 3,6%. El estado español era junto con Irlanda los mejores alumnos de la clase. La causa del estallido de las cuentas fiscales fué el socorro a los bancos depués del desplome de la burbuja inmobliaria. O sea la crisis no se originóa en el sector estatal sino en el privado.
      De todas maneras me parece que en el fondo tienes razón en cuanto al papel que juegan las deudas y las hipotecas en las clases trabajadoras.

      • Es cierto que Zapatero tuvo un comportamiento “keynesiano” de verdad ahorrando en la parte alta del ciclo, pero no así las administraciones autonómicas y locales que no solo gastaron de más sino que además levantaron cosas no útiles que sin embargo comprometerían los presupuestos en el futuro (mantenimiento, personal, etc). Por supuesto es claramente ilegítima la nacionalización de la deuda privada, pero otra partida fueron “las facturas de los cajones” y déficits ocultos que afloraron en las CCAA. Realmente tal y como estaba la tasa de endeudamiento en 2008 sí había margen para endeudarse para actuar contracíclicamente con políticas sociales e inversión pública, pero el tema de las cajas y la asistencia financiera a las CCAA la ha disparado en demasía.

  13. Pingback: Ideas de cambio
  14. ¿Competencia técnica de los interlocutores griegos? ¿De Varoufakis? ¿Pero no habéis leído la cantidad de bobadas que dice en su “modesta” propuesta para cambiar Europa?
    Decir que el euro nació para crear mercados cautivos para Alemania es …., mejor me callo.
    Por cierto, Grecia entró en la Comunidad Europea hace 34 años, o sea que lo de las cuentas falsas vamos a dejarlo porque ya ha llovido.
    Me parece estupendo que seais progresistas, lo que no me parece también es que seais ciegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *