Medio asociado a eldiario.es

¿Desempleo masivo en la próxima crisis? Por favor, otra vez, no.

Share

Se acerca una nueva recesión y el mercado de trabajo español parece condenado a repetir sus pautas de las crisis anteriores. Los eres que se anuncian ante los primeros atisbos (Caixabank, Santander, Codorniú, Nissan, Supersol… ) anticipan ya un nuevo ciclo de ajustes de plantilla.

Si Pedro Sánchez y el gobierno del PSOE no se muestra consecuente con sus planteamientos en la oposición y toma medidas urgentes que cambien nuestro patrón de comportamiento y llega una crisis, una nueva oleada de desempleo masivo parece inevitable. Y volverá a ocurrir que el índice de desempleo triplica la caída del PIB y que volveremos a cotas de desempleo superiores al 25%.

Su idea de solicitar consenso para cambiar la reforma laboral de 2012 impuesta de forma unilateral por la CEOE y el PP, sonaba a un ardid para no coger “el toro por los cuernos”. Las recientes declaraciones de Nadia Calviño afirmando que no quiere “dedicar energías a mirar al pasado» en referencia a la reforma laboral contraponiéndolo a un «nuevo Estatuto de los Trabajadores del Siglo XXI» suena a otro ardid que nos condena a profundizar los vicios estructurales de nuestro patrón de crecimiento: paro estructural, exceso de rotación, precarización del trabajo… y baja productividad.

La realidad es que España sigue siendo singular en el mundo por lo contrario de lo que nos cuentan: su economía es la más elástica del mundo, la que se caracteriza por una creación de empleo más intensa que ninguna otra en momentos de auge y una destrucción más intensa en momentos de crisis. Ese tobogán, en el que España es líder mundial, no es precisamente un síntoma de rigidez sino de todo lo contrario.

“Profundizar en las reformas”, cuando las recetas y la enfermedad son la misma cosa

El mercado de trabajo de España no es un accidente, es la consecuencia del tipo de flexibilización buscada por las 17 reformas laborales aplicadas desde 1980, impulsadas desde  Bruselas, el FMI o la OCDE, que no han hecho otra cosa que agravar el patrón histórico de comportamiento de nuestra economía. Una y otra vez, las mismas instituciones han repetido las mismas recetas para acentuar las enfermedad con los mismas consecuencias.

En 2010, mientras el gobierno del PSOE preparaba su reforma laboral, un informe del FMI reconocía que España presentaba la mayor elasticidad del empleo entre los países desarrollados. En 2012, mientras el PP preparaba su gran reforma-hachazo, otro informe, en este caso del Banco de España 2012, asumía esa misma elasticidad mientras se quejaba de otras reformas laborales anteriores “que fomentaban el empleo de baja productividad y una excesiva volatilidad del mismo”.  Reconocía además que nuestra demostrada capacidad para destruir empleo no podía “atribuirse al peso de la construcción o a la estructura del sistema productivo ya que todas ramas muestran cambios similares entre las distintas fases del ciclo”.

El informe del BdE decía que era consecuencia del “marco institucional vigente” y proponía como solución más “moderación salarial” para  “amortiguar la intensidad de la destrucción de empleo en las (siguientes) fases cíclicas recesivas”. Pasados siete años, cuando se vislumbra la próxima recesión, conocemos sus consecuencias: el último análisis sobre la EPA, realizado por mis compañeros de EFC, (abril 2019), señala justamente que “la devaluación de los salarios se ha convertido en un elemento permanente de la evolución del mercado de trabajo”.  Lo que era coyuntural se ha vuelto estructural.

La persistencia en el diagnóstico no tiene detrás ninguna justificación científica. Simplemente las reformas dieron argumentos al camino cómodo demandado por las asociaciones patronales: acentuar la flexibilización de salida (a través de despidos) y de entrada (subvencionando cada vez más contratos y flexibilizando los temporales) acompañado de altísima tolerancia con el abuso de la temporalidad en fraude de ley, mientras en otros países europeos se implantaban programas de reparto de empleo y de reducción del tiempo del trabajo.

España como excepción: cada vez más elasticidad, cada vez menos productividad.

La elasticidad del empleo camina en sentido contrario al progreso de un país, es decir, debe decrecer mientras aumenta la calidad y productividad de su empleo. Los países “en desarrollo”, con abundancia de empleo barato, se sitúan en una elasticidad del empleo de alrededor del 0,7. La elasticidad promedio del mundo se sitúa entre el 0,32 y el 0,37 es decir que cada aumento del 1% en el PIB global genera una tercera parte de empleo, lo que significa que los dos tercios restantes deben atribuirse a incrementos de productividad. En la medida que los países escalan en el desarrollo su elasticidad decrece hasta situarse para los países avanzados en un 0,25 de promedio y aproximarse a cero (o ser negativa) en los punteros.

España es una excepción por un doble motivo: es la única nación cuya elasticidad se mantiene por encima de 1, como promedio, de los últimos 20 años (también ahora en 2019) lo que significa que sólo aumenta su productividad en momentos de crisis. Esa rara enfermedad tiene otros síntomas: es la única en la que la elasticidad crece sistemáticamente en cada ciclo, hasta situarse en 2,01 en los cinco años que siguieron a la crisis de 2008. España es mucho más flexible que Grecia y Portugal, más que Hungría y Bulgaria; más que Malta y Chipre; más que Indonesia, México, Turquía, Rusia o Sudáfrica. Todo eso aparece explicitado en un informe  preparado conjuntamente por los expertos de la OIT, la OCDE, el Banco Mundial y el FMI  en el que analiza 42 países, titulado Los mercados de trabajo en 2015: fortalecimiento del vínculo entre crecimiento y empleo. para la reunión del G20 celebrada en Turquía a finales de 2015.

Cuanto más se “profundiza en las reformas” laborales más nos alejamos de los comportamientos normales, más se fomenta la baja productividad de la economía y más la volatilidad del empleo.

Una referencia histórica:  en el periodo 1979/1989, antes del desmontaje acelerado de nuestra industria que provocó la entrada en el Mercado Común, la elasticidad del empleo, era mucho más baja, del 0,11 en línea con otros países europeos. Entonces la productividad crecía al 2,4% anual.

Es imprescindible modificar nuestro “patrón de ajuste” ante las crisis.

El gobierno del PSOE aporta una nueva oportunidad para que España cambie el destino suicida de las anteriores reformas laborales que nos alejan de la normalidad. Pero, para ello, debe atreverse a enfrentarse a la miopía demandada por las asociaciones patronales.

La campaña del lobby que las apoyan ya está en marcha. Por un lado, el Banco de España parece asombrarse de que “las reformas laborales no han cambiado el patrón basado en la precariedad como puerta de entrada al trabajo” y vuelve a demandar soluciones que “profundicen en las reformas” para acabar con la “dualidad entre fijos y temporales”.  Por otro, surgen voces que achacan los EREs y los despidos al miedo de las empresas a una contrarreforma laboral unilateral de los socialistas. Los que se oponen a la eliminación de los  aspectos más lesivos de las reformas de 2010 y 2012, aprobadas unilateralmente, solicitan un “consenso imposible” que pretende perpetuarlas.

No queda otro camino que fortalecer los convenios colectivos y reducir la unilateralidad empresarial si queremos conseguir que España se plantee los ajustes empresariales a partir de políticas públicas que favorezcan el reparto de rentas (salarios, beneficios, dividendos) y/o reducción de tiempo del trabajo antes que en el despido, como han hecho siempre otros países. Solo mediante la corrección de los desequilibrio del poder a favor del empresario, introducidos en esas reformas se evitarán las soluciones fáciles cuyos resultados ya conocemos.

Esa es la responsabilidad imperiosa del gobierno del PSOE. Por ella será juzgado.

About Ignacio Muro

Economista. Miembro de Economistas Frente a la Crisis. Experto en modelos productivos y en transiciones digitales. Profesor honorario de comunicación en la Universidad Carlos III, especializado en nuevas estructuras mediáticas e industrias culturales. Fue Director gerente de Agencia EFE (1989-93). @imuroben

33 Comments

  1. Juan Morales Montesdeoca el junio 2, 2019 a las 10:21 pm

    Cuando una empresa financiera del calibre del Banco de Santander, se atreve, sin ruborizarse, señalarle el camino al Gobierno en el sentido de pactar con el partido que a ellos les interesa, significa que hemos llegado al punto de ser gobernados por las grandes corporaciones, cosa que no nos extraña ni es nueva, pero ahora ya lo dicen sin recato, públicamente. La consecuencia más inmediata ya la tenemos en las declaraciones de la ministra. No van a derogar la ley de la reforma laboral, es más, posiblemente profundicen en ella para seguir peor que lo que estamos.

    • Ignacio Muro el junio 3, 2019 a las 9:36 am

      Si es así… será el mayor fraude electoral de los últimos años.
      Y lo peor es que lo pagaremos, otra vez, en nuestras carnes.

    • felipe martin el junio 3, 2019 a las 4:44 pm

      Totalmente de acuerdo

  2. José Carlos el junio 2, 2019 a las 11:05 pm

    El problema es que de un modelo de trabajo que ejecutan un cierto número de trabajadores hay una especulación paralela o directa que usurpa los beneficios del que lo desempeña.
    Esto crea un sistema vago y bajo de producción, que motiva la explotación del trabajador.

    • Ignacio Muro el junio 3, 2019 a las 9:39 am

      Un sistema que potencia el empresario ineficiente y vago, efectivamente

  3. andrenio el junio 3, 2019 a las 1:54 am

    un pais con 6 millones de parados reales segun el BE y BCE no deberia tener 6 millones de inmigrantes ni seguir dando la nacionalidad a mas

  4. Juan el junio 3, 2019 a las 8:16 am

    Un excelente artículo que deja bien retratado el modelo de país que nos avergüenza a tan pocos, a la vista de las elecciones, que poco o nada solucionan mientras nuevas generaciones de dirigentes son literalmente, untados por los de siempre. La alternativa a la desesperación es la emigración y el retorno un suicidio anunciado y abandonado a la amnesia, pero así seguimos, con reyes, reinas de papel couché, princesitas de platos de lentejas, procesiones y romerías. Lo verdaderamente asombroso es como aún no hemos desbancado a Alemania como los más productivos…pero en turismo de borrachera. Todo ello sin dejar de lucir banderas en los balcones. O ser los primeros en vender a trozos nuestra vapuleada dignidad sin dejar de lucir una sonrisa. Este país ya quedó bien retratado por Valle Inclán y no lo entiende ni la madre que lo parió.

    • Ignacio Muro el junio 3, 2019 a las 5:26 pm

      España es un modelo de estudio, una cobaya, un conejillo de Indias en el que se prueban nuevas políticas que desmonten, en silencio y poco a poco, los contrapoderes del mundo del trabajo. Lo que ha hecho Rajoy es una contrarrevolución conservadora mucho más profunda que la que hizo Margaret Tatcher en el Reino Unido.

  5. Javi Moya el junio 3, 2019 a las 10:59 am

    Buenos días, soy estudiante de economía en la UNED, y tengo cierta edad, pero estoy extremandamente sorprendido, de como los manuales, tienen un enfoque demásiado matematizado, en unos modelos que rallan el abstracto y el absurdo, pues la mayoria de ellos solo pretenden el crecimiento via desregulación, y a groso modo en privilegiar e la clase productiva, esos sí en competencia perfecta (utópico).
    En el manual de macroeconomía de D. Francisco Mochon, dice: uno de los principales problemas de este pais, es la rigidez del mercado laboral.
    ¿Qué ocurre con la docencia?, porqué el estudio y asimilación, de doctrinas que en mi humilde parecer, tienen una parte de sesgo, y para nada tiene encuenta el progreso y bienestar de la población.
    Para cuando un debate, en el cual se habra la posibilidad de cambios en el curriculum y se otorgue, una linea más centrada en calidad, que en la cantidad y sobre todo en equidad.
    El futuro de esta ciencia, de seguir así, en mi humilde opinión, va hacia un callejón sin salida, igual habria que tener encuenta otras teorías más «marginales», con menos amplitud en su difusión y sobre todo más críticas con lo establecido.
    Un saludo.

    • Ignacio Muro el junio 3, 2019 a las 5:12 pm

      En debate entre los miembros de la Junta Directiva de EFC, nos contaba un compañero que José Luis Malo De Molina, director del Servicio de Estudios del Banco de España durante décadas, se ocupaba de excluir a cualesquiera que no compartiera sus tesis social liberales. Así llevamos décadas filtrando curriculum en todas las instituciones. Aquí y en todo el mundo. Así consiguieron revertir el pensamiento dominante de los años 70 en el las tesis y progresistas eran lo común. Ahora solo abstracciones y modelos.

  6. Dave Munch el junio 3, 2019 a las 11:01 am

    Hungría es un país pionero en eso de expulsar inmigrantes del mercado de trabajo para favorecer el empleo. El resultado: los empresarios encuentran la mano de obra local escasa y cara,por lo que el gobierno de Orban ha decretado la reforma laboral que le gustaría a VOX: obligación de hacer hasta 400 horas extraordinarias y el derecho de la patronal de no pagarlas hasta tres años después.
    https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-12-18/hungria-se-levanta-contra-la-ley-esclavista-de-orban-400-horas-extra-a-pagar-en-3-anos_1713066/
    Eso sí, los húngaros, encantado con Orban, que vuelve a ganar las elecciones. Supongo que les pasa lo que a los españoles: les va la marcha cosa mala…

    • Ignacio Muro el junio 3, 2019 a las 5:14 pm

      Siempre me acuerdo de la fascinación que ejercían los paises del Este a Aznar: los llamaba la “nueva EUROPA”. Pues ahí están, a la cabeza del regreso.

  7. Juan Andrés el junio 3, 2019 a las 5:49 pm

    Pues si es la responsabilidad del Psoe, ¡¡¡Cuerpo a tierra ke ataca el enemigo!!!. En fin.

    • Ignacio Muro el junio 3, 2019 a las 5:58 pm

      Es responsabilidad del gobierno, del PSOE y de Podemos, también. Y ojo: no oigo a Pablo Iglesias insistir en el discurso que tenía antes delas elecciones, que resaltaba sobre todo el programa de gobierno pactado para los presupuestos de 2019, en el que se incluían derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral. Ahora Pablo Iglesias, solo habla de entrar en el gobierno sin mencionar ni una sola vez ninguna condición o programa alguno.

  8. andrenio el junio 4, 2019 a las 2:51 am

    , es un ESCANDALO que:

    -entre enero y junio de 2018 hayan entrado 288.000 inmigrantes

    – en 2017 hayan entrado 532.482 inmigrantes

    – tengamos 4.273.130 inmigrantes de fuera de la UE

    – entre 2008 y 2017, PLENA CRISIS, hayan entrado en España 3.903.698 inmigrantes , entre ellos 551.174 africanos

    – entre 2005 y 2018 haya entrado de forma irregular en España 221.190 inmigrantes

    – España es el país europeo que más inmigrantes nacionalizó entre 2009 y 2014, PLENA CRISIS : más de 800.000 personas obtuvieron ciudadanía española en ese periodo.

    – en 2016 un total de 150.944 residentes extranjeros adquirieron la nacionalidad española , un 32% más que el año anterior.

    -en 2015: 114.351 extranjeros se convirtieron en españoles, un 44,5% menos que el año anterior

    -en 2014 se dio la nacionalidad española a 205.880 extranjeros.

    Gestion inmigratoria DESASTRO

  9. andrenio el junio 4, 2019 a las 2:51 am

    1 Enero 2018:
    4.719.418 extranjeros
    2.136.986 extranjeros nacionalizados
    Total: 6.856.404 extranjeros reales

    1 enero 2008
    5.268.762 extranjeros
    1.037.663 extranjeros nacionalizados
    Total: 6.306.425 extranjeros reales

    Diferencia 2018-2008: 549.979 extranjeros mas.

    Es un ESCÁNDALO que con 6 millones de parados reales haya mas de 6 millones de extranjeros en España

  10. andrenio el junio 4, 2019 a las 2:52 am

    Numero de africanos en España 2008 : 954.285
    Numero de africanos en España 2018 : 1.153.164
    Es decir, a dia de hoy hay 198.879 mas que en 2008
    Y 29.434 africanos mas que en 2017

    Es un ESCÁNDALO que con 3.3 millones de parados tengamos 1.153.164 africanos en España

  11. andrenio el junio 4, 2019 a las 2:52 am

    Almería: 55.000 parados, tasa de paro 16% .

    100.000 inmigrantes de fuera de la Union Europea

    39.183 marroquies
    28.717 rumanos
    7.201 ecuatorianos
    4.343 senegaleses
    3.804 lituanos
    3.595 bulgaros
    3.372 rusos
    3.372 colombianos
    2.651 malienses

    Solo los empresarios quieren mas inmigrantes, los obreros NO.

  12. andrenio el junio 4, 2019 a las 2:53 am

    Con 830.000 parados, 21%, Andalucia tiene:

    -500.000 inmigrantes extracomunitarios, entre ellos 200.000 africanos, 200.000 sudamericanos , 48.500 de europa del este no comunitarios y 41.000 asiáticos

    -73.000 rumanos
    ¡que raro que los obreros andaluces no quieran mas!

    Con tasas de paro superiores al 5% no solo no se puede dejar entrar inmigrantes en nuestro pais, si no que no se les debe dejar que residan mas tiempo en España ni menos aún darles la nacionalidad ; a no ser que hagan trabajos para los que no haya ningun ciudadano nativo capacitado y disponible, y solo por el tiempo en que esto sea asi.
    Esto es una politica migratoria preocupada por los ciudadanos de un pais, pero nuestros politicos solo quieren hacernos mas miserables cada vez, para que compitamos en salarios con Bangladesh

  13. andrenio el junio 4, 2019 a las 2:54 am

    El despertar de la izquierda en España:
    Anguita y Monereo achacan el ascenso de Salvini al fracaso de la izquierda en la defensa de las clases trabajadoras https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/09/15/anguita_monereo_achacan_ascenso_salvini_fracaso_izquierda_defensa_las_clases_trabajadoras_86766_1012.html
    Los obreros votan a la extrema derecha porque NO QUIEREN MAS inmigrantes, es muy dificil de entender….
    Sevilla, 205.000 parados y 100.000 inmigrantes, que raro que los obreros sevillanos NO QUIERAN MAS INMIGRANTES…..

    La ‘lepenización’ de algunos barrios que el PP andaluz no quería ver: Vox supera a los de Casado en las zonas más humildes
    https://www.eldiario.es/andalucia/Andalucia-elecciones_generales_2019-Le_Pen-Vox-barrios_obreros_0_893811033.html

  14. andrenio el junio 4, 2019 a las 3:00 am

    Empresarios y politicos conservadores: «Necesitamos traer mas inmigrantes, a pesar de los 6 millones de inmigrantes, de los 3 millones de parados y la reforma laboral sensata del PP, los salarios siguen siendo muy altos, los contratos muy rígidos y no podemos competir con las empresas del tercer mundo que disfrutan de mano de obra asequible. calculo que con otros 5 millones de inmigrantes podremos bajar los salarios a nivel de Bangladesh y volver a ser competitivos y crear riqueza»

    Obreros:» ¡No traigais mas inmigrantes que no hay trabajo para todos, que hay 4 millones de parados y 14 millones de pobres!»

    Empresarios:» ¡Sois unos xenofobos, racistas, mira que no querer obreros extranjeros, son de vuetra misma clase, vuestros hermanos!»

    Obreros: » ¿ahh no, por favor, no nos llameis racistas ni xenofobos!, SI, traed los inmigrantes que querais, no nos importa que haya 10 millones de parados , y los salarios bajen a la mitad, ¡pero no nos llameis xenofobos, por favor no, nosotros no somos racistas, no por favor!»

  15. baeltus el junio 4, 2019 a las 9:56 am

    Bueno, es increíble que el artículo hable de que el PSOE tiene la oportunidad de blah, blah.
    Ya están metiendo por ahí la mochila austriaca :
    https://kaosenlared.net/pedro-sanchez-la-mochila-austriaca-o-el-arte-del-engano/
    Agarraos que vienen curvas «Un ejemplo. Según la propuesta del PSOE enviada a Bruselas, un trabajador que cobre 1.000 euros/mes dedicaría 15,3 euros mensuales. (183,6 anuales) a esa “mochila austríaca”; esa cantidad se acumularía y serviría para cubrir su despido. La derecha y la patronal están de enhorabuena…»
    https://elpais.com/economia/2019/05/24/actualidad/1558721918_741831.html
    Es decir, van a acabar con los contratos temporales …, haciendo el despido libre! Claaaaro, cómo no se les habrá ocurrido antes…

    • Ignacio Muro el junio 4, 2019 a las 12:04 pm

      La tiene, eso sin duda. Y más que el PSOE la tiene el Gobierno que tendrá el apoyo de Podemos.

      • baeltus el junio 4, 2019 a las 2:03 pm

        hombre teniendo en cuenta que lo que han enviado a la OCDE va completamente en contra de lo que dice el artículo, ya me perdonarás si tengo mis dudas sobre el PSOE. Y podemos …, bueno si lo que quieren es pillar cacho mirarán para otro lado y se acabó.

        • Ignacio Muro el junio 4, 2019 a las 4:09 pm

          Si has leído el artículo verás que n9 cae en la ingenuidad. Por supuesto, puede ocurrir lo que dices pero nada es seguro todavía…

  16. Antonio Marín el junio 4, 2019 a las 12:10 pm

    Pienso que es importante pensar en el modelo económico que se quiere para España dentro de lo que es y se espeara que sea en el futuro la economía europea, que sectores van a tener más o menos importancia en el futuro en España en este contexto, implicaciones para los negocios del cambio tecnológico, etc. y a continuación pensar en como debería ser nuestro mercado de trabajo para que pudiesemos conseguir tener éxito en esos planes y pudiesemos mejoar nivel de vida y bienestar social y mejorar niveles de igualdad social. En este sentido, en primer lugar, sería interesante analizar las características de nuestro mercado laboral en comparación con el de los países con los que España competirá en el futuro para vender bienes y servicios y atraer inversiones, y explicar y proponer a la sociedad reformas para conseguir objetivos. A mi me gustaría que la sociedad española se acercase a los niveles de empleo en CANTIDAD y CALIDAD de países como Alemania, Francia y UK.

    • Ignacio Muro el junio 4, 2019 a las 4:06 pm

      Así es Antonio. Esa es la clave. Pero si el modelo productivo es el caldo en el que se adoba el mercado de trabajo, también este condiciona el modelo productivo. Todo es un todo.

  17. […] Este artículo pretende continuar y desarrollar en algunos aspectos la muy necesaria y oportuna reflexión iniciada por el publicado hace pocos días en esta web de EFC por Ignacio Muro: “¿Desempleo masivo en la próxima crisis? Por favor, otra vez no”. […]

Deja un comentario





Share
Share