Medio asociado a eldiario.es

¿Devoran los pensionistas?

 

Juan Antonio Fernández Cordón y Antonio González González, economistas y miembros de Economistas Frente a la Crisis

Este articulo es una reacción -por la sorpresa e indignación de sus autores- ante una artículo publicado en El País por Estefanía Molina el pasado 2 de junio de 20122: 

https://elpais.com/opinion/2022-06-02/los-pensionistas-devorando-a-sus-hijos.html

 

Oponer unos jóvenes que no pueden permitirse una vivienda, que deben retrasar el momento de tener hijos y conformarse con trabajos precarios y mal pagados, a unos ‘viejos’ que viven tan ricamente de generosas pensiones que pagan esos pobres jóvenes, es un recurso falso y ya clásico de los que llevan décadas intentando rebajar las pensiones a toda costa.

Los acuerdos del Pacto de Toledo y las medidas del actual gobierno progresista favorecen la continuidad de las pensiones públicas, al haber acabado con los recortes de la reforma del Partido Popular en 2013. Esto ha causado estupor y alarma entre los que confundían la unanimidad de los portavoces de los poderes financieros con un consenso general para rebajar las pensiones públicas. Hoy, a la hora de cumplir el compromiso legal de evitar la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas causada por el aumento de los precios, multiplican sus advertencias alarmistas: auguran un grave peligro para las cuentas públicas, mientras paradójicamente insisten en bajar los impuestos. Y se llega a escribir que, con la recuperación de la inflación, los pensionistas devoran a sus hijos.

Afirmar que las pensiones es un tema tabú, es ignorar calculadamente la tinta consumida desde hace décadas por los que se empeñan en reducir las pensiones a toda costa y la enorme cantidad de artículos, declaraciones y augurios funestos que se publican cada día en los numerosos medios afines a los recortadores de las pensiones. Sostener que, a pesar del supuesto tabú, los jóvenes, hartos de su situación, consideran que es un despropósito “la indexación de todas las pensiones a un IPC desbocado” es poner en su boca lo que dicen los “expertos” que defienden los intereses de los poderes financieros. ¿Se apoya todo esto en alguna encuesta? No, que sepamos. Así, se pretende que estos jóvenes, en realidad tan maltratados por los que siempre se han opuesto a cambiar las causas de su precariedad, se conviertan en activos defensores de sus maltratadores en su batalla contra las pensiones públicas. La mayoría de los jóvenes sabe que toda rebaja de las pensiones de sus padres y abuelos se consolidará y recortará las suyas futuras, que ya anticipan míseras por la precariedad: no van a ser cómplices. 

Las pensiones tienen que recuperar la inflación porque, a diferencia de otras rentas, carecen de oportunidades presentes y futuras para defenderse de ella. La pensión no tiene absolutamente ninguna posibilidad de aumentar durante toda la vida del pensionista. Si pierde su poder adquisitivo, bajará su nivel de vida para siempre.

Se dice que eso se cargará sobre los hombros de los jóvenes a largo plazo. Pero, su contribución al pago de las pensiones no depende directamente de si el monto total de las pensiones es más alto o más bajo, sino que es proporcional a sus ingresos (como para los demás cotizantes), y estos son bajos por la precariedad de sus empleos. En caso de que las cotizaciones de un año no alcancen para pagar las pensiones, se debe recurrir a movilizar las reservas, si existen, o a los ingresos generales del Estado, es decir, los impuestos que, debido a la progresividad fiscal y a los menores salarios de los jóvenes, repercuten sobre sus hombros menos que sobre los restantes grupos de edad.

Los jóvenes tampoco compiten con los mayores por las transferencias sociales. Lo que necesitan es que mejoren sus condiciones laborales, más estabilidad y mejores salarios, y que el descontrol del mercado inmobiliario –y la falta de políticas públicas- no les impida acceder a la vivienda, condición indispensable para poder emanciparse y para fundar una familia y tener hijos. Cosas que en nada impiden las pensiones y que sus padres pensionistas son los primeros en defender. El intento de manipular a los jóvenes, ya bastante vapuleados por el sistema, y de atribuirles un discurso de mezquindad y egoísmo que no practican, resulta intolerable.

La otra pata de esta tambaleante argumentación también es impugnable: ¿son tan generosas las pensiones? Primero, no se puede comparar el salario de los jóvenes con la cuantía de las nuevas pensiones, sino con la de todas las pensiones. Debido a la maduración del sistema, los nuevos jubilados tienen carreras de cotización más largas y por tanto les corresponde mayor pensión que a los más antiguos: tomar una parte por el todo es una falacia. No solo las pensiones mínimas son bajas: 6 de cada 10 son inferiores a 965 euros, casi seis millones no llegan al salario mínimo; el 50% no llega a 800 euros y el 40% es inferior a 700 euros. ¡Poco pueden devorar estos ancianos con pensiones tan exiguas! Si no recuperan el poder adquisitivo, se consuma su rebaja permanente. Subir solo las pensiones mínimas, una aparente concesión de los recortadores, dejaría a muchos millones de mayores en una precariedad insostenible. Aumentar las pensiones (que carecen de mecanismos para beneficiarse de los avances de la productividad y la economía) con el IPC, no las mejora, tan solo impide su caída. Lo que se consigue cuestionando la revalorización, por la que los pensionistas han tenido que luchar en la calle, es que la inflación sea soportada por los más débiles, los más necesitados de cuidados y de respeto. Mientras las eléctricas se embolsan beneficios escandalosos, los propietarios inmobiliarios suben alegremente sus alquileres y los bancos vuelven a los confortables beneficios.

La solidaridad intergeneracional no puede derrumbarse porque constituye la base de nuestra sociedad, sobre la que reposa la continuidad social y hasta de nuestra especie. Las generaciones en edad de producir cuidan de sus padres, porque estos han cuidado antes de ellos, y a la vez de sus hijos que en el futuro se harán cargo de sus necesidades, aunque las formas concretas han variado a lo largo de la historia. En todo caso, el pacto generacional no se arregla enfrentando unas generaciones con otras. Los pensionistas de hoy han facilitado –con sacrificios- a sus hijos el acceso a niveles de formación inéditos en nuestra historia. No son los responsables de su actual precariedad laboral y de vivienda, que les obliga en muchos casos a mantener su ayuda, otro sacrificio para la mayoría, cuando los hijos deberían poder contribuir a mejorar la vida de sus padres pensionistas. Es esa precariedad la que pone en peligro un sistema que se resiente de que los jóvenes sufran hoy una explotación más intensa que la que conocieron sus padres.

Es un dramático error crear un enfrentamiento entre jóvenes y mayores que ahora no existe, para conseguir a toda costa recortar las pensiones. El reparto de un PIB que crece de forma continuada (salvo en contadas ocasiones de crisis) no implica solo a las generaciones. Es necesario indagar en los mecanismos que han ido reduciendo la parte de nuestro producto nacional que va a las rentas del trabajo (y a los jóvenes), mientras otras reciben cada vez más. Nunca este país ha sido más rico y ha producido más que ahora. Empobrecer a los viejos no mejoraría la situación de los jóvenes: haría a todos más pobres. Pero, aunque fuera posible: ¿Cómo justificar que se quite el pan a los viejos para dárselo a los jóvenes, mientras otros se enriquecen como nunca?

About Economistas Frente a la Crisis

Asociación Economistas Frente a la Crisis

10 Comments

  1. José Fernández Tamames el junio 23, 2022 a las 10:34 am

    Mil gracias por esta aportación clara y contundente, con datos y reflexiones que se echan de menos en el día a día. Hay una especie de conjura en la derecha española de clonar el modelo de USA. No sé qué tiene que ver la libertad con la igualdad de oportunidades y garantizar una vida digna desde el principio hasta el final de la misma. Aburre, también es verdad, discutir lo evidente, pero es necesario. Mil gracias

    • Juan Antonio Fernández Cordón el junio 25, 2022 a las 2:24 am

      Gracias por tomarse la molestia de manifestar su apreciación. ¡Es tan importante un apoyo en esta materia! Comprobar que somos muchos los que estamos dispuestos a aportar el granito de arena, aunque sea, como apunta Vd muy bien, para discutir lo evidente. We shall overcome!

  2. victoria el junio 27, 2022 a las 12:07 pm

    muy buen articulo, Gracias. parece que el llegar a cobrar la pension es un regalo que se les está dando a los mayores, se nos olvida que a todos nos descuentan en toda nuestra vida laboral para cuando llegue el momento tener ese salario llamado pensión , con lo cual es un derecho que tenemos todos los nos hemos pegado toda la vida trabajndo, no nos regalan NADA,de verdad es querer buscar enfrentamientos donde no los hay , esto lo que consiguen es enfadar mas nuestros mayores que son los que todavía a día de hoy con unas pensiones precarias han tenido que seguir aydando a salir de la crisis a sus familias.

  3. Concepción Aparicio Alonso el julio 13, 2022 a las 7:23 pm

    Una gran defensa no solo de la solidaridad entre generaciones, sino de un reparto más justo de la riqueza para luchar contra la desigualdad, Un cáncer de la sociedad de hoy que nos amenaza a todos, jóvenes y viejos. Muchas gracias.

  4. julio iglesias rodríguez el septiembre 13, 2022 a las 4:45 pm

    Dado que todos los recursos son limitados es necesario priorizar. Cómo prioriza un gobierno es un indicativo fiable y significativo de sus inquietudes.
    Cualquier gobierno decente priorizaría antes que nada las pensiones de unos ciudadanos que se la han ganado a pulso.
    Si en un país se rompe la seguridad jurídica deja de ser un país fiable. Si la rompe con los más vulnerables, nos encontramos ante un sadismo manifiesto. A sus habitantes no les quedará más opción que, antes o después, ¡echarse al monte!
    Leer:
    LOS MAYORES 2. LA PESADILLA DE LAS PENSIONES
    https://neuroforma.blogspot.com/2018/03/la-pesadilla-de-las-pensiones-opiniones.html

  5. julio iglesias rodriguez el septiembre 14, 2022 a las 9:11 am

    CENTRANDO el tema de la pesadilla PENSIONES 1 (mayo 2022-continuará)
    Entendiendo el contexto 1
    Todos aspirábamos a que cuando nos jubiláramos dejaríamos atrás el estrés que generaba nuestra actividad laboral y vivir reduciendo considerablemente las incertidumbres ligadas a la vida. Después de cumplir con nuestros deberes de pagar “religiosamente” mes a mes lo estipulado, por fin llegaba el día de disfrutar de nuestros derechos adquiridos. En nuestra civilización los derechos se apoyan en las columnas de los deberes.
    Todos entendíamos, implícitamente, y explicitado en múltiples ocasiones, que el Estado Español nos garantizaba, “de por vida”, cobrar la pensión que a cada uno le correspondía, en función de la cuantía mensual que habíamos pagado y de los años cotizados y mantener actualizado su nivel adquisitivo a través del IPC, es decir, nos tratarían con reciprocidad (primero yo te rasco tu espalda y luego tú me racas la mía) y con equidad (dar a cada uno lo que se merece y le corresponde, en función de sus méritos o condiciones, y no favorecer a una persona perjudicando a otra.)
    De aquí podemos deducir una Regla práctica general: Tus aportaciones determinan lo que puedes esperar que los demás te aporten. También una Regla práctica para los pensionistas: Las personas obtienen un importe de pensión determinado en función de los años cotizados y del importe pagado.
    Resulta paradójico que los pensionistas vivamos hoy con más incertidumbre y estrés que cuando estábamos inmersos en la actividad laboral. Nos “ahogan”, avasallan y acosan con todo un exceso de información irrelevante, planteada en unos términos de tragedia griega (no la actual, sino la clásica) y apocalíptica, que nos confunde y no solo desvía nuestra atención sobre lo importante (si fuimos capaces de generarlas, debemos ser capaces de mantenerlas y no permitir que nos las roben) sino que, además, crea incertidumbre e incluso, en algunos pensionistas, culpabilidad. Hay mucha “carroña informativa” que nos lleva a enzarzarnos en bizantinas discusiones sobre anécdotas y a la práctica del onanismo mental
    No se puede vivir sin derechos en constante incertidumbre al capricho del más fuerte.
    Si el tema te interesa y quieres implicarte un poco, inicio hoy en mi blog una serie de artículos los cuales te invito, a leer y reflexionar, para luego actuar según tú decidas. Como digo siempre “Tu conduces tú vida, tú decides”.
    Primer artículo:
    CENTRANDO el tema de la pesadilla PENSIONES 1 (junio 2022-continuará)
    https://neuroforma.blogspot.com/2022/05/centrando-el-tema-de-la-pesadilla-de.html

  6. julio iglesias rodriguez el septiembre 14, 2022 a las 9:24 am

    Entendiendo el contexto 2
    PENSIONISTAS, NUESTRO PODER ESTÁ EN EL VOTO
    Parece lógico, que antes de depositar nuestro voto en las urnas, los ciudadanos que lo hacen tienen claro qué partido político lo representa a él y, en consecuencia, defiende sus interés y, en consecuencia, vota a ese partido y no a otro.
    Hay que votar en conciencia, dicen algunos. Está bien, pero, a mi juicio, la frase es incompleta. Yo añadiría y, en consecuencia, según nuestros intereses. Para votar en conciencia el paso previo, necesario, es ser conscientes de cuáles son nuestros intereses y votar a quien mejor los defienda. La conciencia empieza por ser conscientes de lo que nos jugamos…
    En estos tiempos actuales, en donde lo lógico se forma a partir de muchas y grades falacia y exabruptos y muy pocas opiniones argumentadas, y, aun así, se vende y es comprado por muchas personas, reina tal confusión que hace dudar a muchos ya no sólo de quién lo representa, sino de que no tiene en todo el espectro político a nadie que defienda sus garbanzos. .
    CENTRANDO el tema de la pesadilla PENSIONES 2 (julio 2022-continuará)
    https://neuroforma.blogspot.com/2022/06/centrando-el-tema-de-la-pesadilla.html

    Los políticos deben saber que los pensionistas, esperamos que en los debates dejen el «tú más» y se centren en argumentar (Sí, en política debe sirvir la lógica): Quédense con esta pregunta y centren su exposición en ella:
    ¿Podrán los pensionistas utilizar el razonamiento deductivo, que les permita saber si a partir de las premisas que exponen ustedes, pueden inferir la conclusión válida de que las pensiones serán revalorizas en función del IPC (IPC sin trampas)?
    Los votantes debemos dejarnos de milongas y demás enmascaramientos de la verdad y reivindicar el pragmatismo: empezar por ser plenamente conscientes de cuáles son los efectos prácticos derivados de nuestro voto.
    Leer:
    Segundo artículo:

    CENTRANDO el tema de la pesadilla PENSIONES 2 (julio 2022-continuará)
    https://neuroforma.blogspot.com/2022/06/centrando-el-tema-de-la-pesadilla.html

    ………….

  7. julio iglesias rodriguez el septiembre 15, 2022 a las 6:09 pm

    Entendiendo el contexto 3
    Cada día se incrementa, considerablemente, el número de acosadores de los pensionistas. Atacan desde todos los frentes, cada vez más abiertamente, cuestionando la mayor parte de los acuerdos que anteriormente se tomaron referentes al derecho a la pensión que le corresponde a cada uno en función de los años cotizados y del importe pagado. Y, sobre todo, al gran consenso que generó la revalorización de las pensiones en función del IPC para que estas no pierdan (es decir, no bajen) poder adquisitivo.
    Todo parece indicar que el que más presiones está canalizando es el gobierno de PSOE actual, que a día de hoy es el único que defiende que cumplirá la ley y por lo tanto las pensiones, en el año 2023, se revalorizarán en función del IPC real del año 2022.
    La falta de confianza que tenemos con los políticos, en general, es manifiesta. Una persona sensata no va por el mundo concediendo a todos una confianza ingenua; no deposita una confianza ciega en nada ni en nadie, sino una confianza justificada, basada en argumentos y, sobre todo, en hechos.
    Una forma muy fácil y práctica de definir la confianza es “que te fíes que la otra parte no tomará una decisión en tu contra”.
    ¿Cómo vamos los pensionistas a confiar en el PP después de timo (Acción y efecto de timar. RAE) que intentaron meternos en el año 2013? Somos pensionistas, no millonarios.
    Con respecto al PSOE, es cierto que el Sr. Sanchez tuvo sus devaneos y frecuentes cambios de postura, lo cual da como resultado que muchas personas no se fíen. Confiamos en una persona cuando sabemos que no tomará una decisión en contra nuestra.
    También es cierto que, desde el principio, adquirió (no sé si por sensibilidad hacia los pensionistas o por puro electoralismo), uno de los principales compromisos de su ejecutivo que consistió en derogar la reforma del 2013 y subir las pensiones en función del IPC.
    Lo cumplió, esperemos ahora que no nos defraude y no se le ocurra no cumplirlo mientras él gobierne y, en reciprocidad, esperemos que los pensionistas no lo defrauden a él. Tiene que resistir la presión a la que está sometido para seguir gobernando.
    En mi opinión debemos, los pensionistas, darle un voto de confianza, pero, advirtiendo, que no se engañen: si no practican claramente la máxima de “valores declarados igual a valores practicados”, tendrán muchos problemas. No permitiremos que nos engañen: somos viejos pero no tontos, por mucho que la Sra. Fátima Báñez Ministra de Empleo y Seguridad Social (2011 y el 2018), crea que lo somos. Ya en el 2013 escribí aquello de que “el tonto más absoluto es el que cree que los demás son tontos”
    En ciertas situaciones, a mi juicio, deben actuar con más determinación, pasión, energía y fervor. Y no olvidar que la tibieza de comportamientos invalida las declaraciones enfáticas. Como dice J.A. Marina: No se debe confundirse al listo con el inteligente: uno se puede “pasar de listo” pero no se puede “pasar de inteligente”. «Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.» Apocalipsis3:7-2
    También, en nuestra opinión, el Sr. Escrivá, que al parecer tiene mucha cabeza, (desconocemos su ideología), le vendrá muy bien incorporar a sus profundos análisis un poco de corazón. Los políticos muy cerebrales y emocionalmente fríos no sintonizan con los votantes. Un poco de corazón le llevará a considerar los valores que como sociedad tenemos y que son los que crean las normas de funcionamiento.
    Uno de esos valores universales (hay 6 que se dan en todas las culturas según Jonathan Haidt, profesor de Liderazgo Ético en la Universidad de Nueva York) más tenido en cuenta por los partidos progresistas, es el de Cuidado: proteger y cuidar a los grupos más vulnerables. Saber activar este fundamento moral, proporciona muchos votos de ahí que le daría muy buen resultado esforzarse por resolver, de forma equitativa y justa, otro de los valores que caracterizan a los progresistas, la equidad: (Equidad/engaño: Recoger los beneficios de una asociación entre personas) las preocupaciones de los pensionistas. Detrás de este último valor o fundamento moral están las virtudes de equidad, justicia e integridad y también las emociones de ira, resentimiento y culpa. Se activa cuando se da el engaño y la decepción.
    Parece evidente que el Sr. Escrivá deberá utilizar, con una gran sabiduría, su cabeza y su corazón para articular un acuerdo que satisfaga a todos los implicados.
    Las decisiones tomadas bajo el signo del neoliberalismo, con su naturaleza depredadora y amoral, están eliminando lo mejor que los humanos nos habíamos dado a nosotros mismos. Ponen el foco exclusivamente en los beneficios, y consideran que los viejos sobramos.
    Nosotros, los viejos, consideramos que nuestro potente y fuerte instinto de conservación está intacto.
    CENTRANDO el tema de la pesadilla PENSIONES 3
    (junio 2022-continuará)
    https://neuroforma.blogspot.com/2022/06/centrando-el-tema-de-la-pesadilla-de.html

  8. julio iglesias rodriguez el septiembre 15, 2022 a las 6:19 pm

    Entendiendo el contexto 4

    Sr. Garamendi, Líder de la CEOE:

    ¿Qué credibilidad puede suscitar usted, que valor puede tener su firma, que consideración se le puede dar a su palabra, si se echa atrás en un consenso político y social logrado, «sin sacar ni mover una sola coma», muy recientemente?:

    Ya sabe, me estoy refiriendo a la revalorización de TODAS las pensiones según el IPC real.
    Sus fuerzas políticas aliadas, cada vez serán más débiles si los pensionistas actuales (esperemos que también los futuros) sepan defender sus derechos, ya no solo en la calle, sino, también y sobre todo, en las urnas. Sin duda le presionan para que defienda sus objetivos, los suyos y los de ellos. Seguro que también le incrementan, artificialmente, su autoestima a través de una alta remuneración y consideración. Los demás le desaprobamos y cada vez que hace usted una afirmación como la de apelar a Bertolt Brecht, total y absolutamente fuera de contexto, no podemos menos que apenarnos por la cantidad de batracios que uno, muchas veces, tiene que tragar para permanecer en su puesto.

    Sr. Garamendi, Paul Collier no es un antisistema. Es catedrático de economía y política pública en la Escuela Blavatnik de Gobierno de la Universidad de Oxford. También es director del International Growth Centre, director del Centro para el Estudio de las Economías Africanas, y miembro de St. Antony’s College, Oxford.

    Sin duda hubiera quedado usted mucho mejor, si eligiera una cita del mismo, por ejemplo, la siguiente:

    «La moralidad es la extraordinaria capacidad humana que ha hecho posible la civilización».
    Collier, P.: El futuro del capitalismo. Cómo afrontar las nuevas ansiedades. Barcelona, Debate, 2019

    Le invito a leer el libro. No tiene desperdicio:

    “En su nuevo trabajo, tan polémico como apasionado, el célebre economista Paul Collier plantea, mediante un enfoque racional, originales métodos para salvar las escisiones económicas, sociales y culturales que gobiernan el seno de la sociedad Occidental, y nos invita a ser testigos de su experiencia personal enfrentando estas brechas. Partiendo de sus propias soluciones y de las ideas de algunos de los sociólogos más distinguidos a nivel mundial, Collier nos hace poseedores de las claves que pueden salvar al capitalismo de sí mismo y que pueden liberarnos a todos del bagaje intelectual del siglo xx.”

    Además de quedar usted bien con su audiencia, haría un poco de pedagogía, a mi juicio, tan necesaria.

    CENTRANDO EL TEMA DE LA PESADILLA DE LAS PENSIONES 4

    https://neuroforma.blogspot.com/2022/07/centrando-el-tema-de-la-pesadilla-de.html

  9. JM García el noviembre 29, 2022 a las 6:19 pm

    El pasado año, el Gobierno tomó el IPC interanual medio entre Diciembre 2021 y Noviembre 2022 como criterio de actualización de las pensiones. Ese cambio ocasionó una pérdida salarial de al rededor del 3%.

    En cambio, este año, parece que la subida superior al 8% puede generar un incremento mayor que el que hubiera ofrecido el IPC real, considerado como el acumulado entre Diciembre 2021 y Noviembre 2022.

    No sé si estoy equivocado al preferir el IPC real acumulado como más justo. En qué situaciones puede resultar favorable uno u otro?. Hay algun comentario adecional?

    Gracias

Deja un comentario